Tres fieles de San Ildefonso dan su testimonio de su trabajo como sanitarios

En este tiempo de pandemia, los testimonios de personas de fe que desarrollan su trabajo en el ámbito sanitario son muy valiosos. Como el de esta médico, enfermera y limpiadora, feligresas de San Ildefonso de Jaén que han querido compartir cómo se trabaja luchando con el Coronavirus, desde la fe.

Una médico:

Llevo tres semanas de incansable trabajo (soy médico) y cuando estaba agotada… Me ha tocado !!! (gajes del oficio) estoy en aislamiento y tratamiento pero no lo siento por mí, sino por todos a los que he podido infectar. Sobre todo mi madre. Os pido una oración especial por los mayores y por los que como yo, están en primera línea. JESUS, EN TI CONFÍO”

Una enfermera:

Hola, a todos, estos momentos son muy fuertes y duros para todos los que tienen que salir fuera: transportistas, dependientas, servicios de seguridad, y toda persona que sirva para ayudar a otros. Los sanitarios y técnicos en emergencias sanitarias, son los primeros soldados, pues en algunas ocasiones tienen que hacer de enfermeros y médicos, pues no dan abasto y ante la escasez de equipos de protección, lo tienen que esterilizar ellos mismos para volver a ser utilizados. Pero en estos tiempos tan duros y con tanto miedo a poder ser contagiados, a la hora de ayudar a nuestros pacientes, Dios nos quita el miedo, esta experiencia nos está haciendo, mejores personas y solidarios y no nos cansamos de ayudar, en las plantas se están cumpliendo el régimen de visitas, un solo acompañante y vemos la aceptación de los abuelos y tíos de no poder ver al recién nacido en el tiempo que esté en el hospital. Ojalá quiera Dios ponga fin a esta Pandemia, y nos unamos juntos en la oración. Dios nos proteja y nos bendiga.

Una limpiadora:

Hola a tod@s, No soy sanitaria pero me dedico al servicio de los demás, mi trabajo consiste en desinfectar los puestos de trabajo de los que nos ha tocado seguir trabajando, quizás, y sólo quizás, hayamos sido ignorados durante algún tiempo y ahora es cuando te das cuenta la labor Tan importante, que como yo, las limpiadoras hacemos en la sociedad, en mi caso, cuando llego a algún centro a desarrollar mi trabajo me tratan como si fuera «oro»(antes también, pero ahora más), es una pena que haya tenido que haber una pandemia para que este trabajo se reconozca, yo no me quejo, cumplo con mi labor y llego a casa muy satisfecha, aún sabiendo que estoy expuesta a ser contagiada.
Estoy con Ana, Dios, nos quita el miedo, una vez que salgo le pido que me cuide y proteja y a funcionar….
Dios es Grande y sólo ÉL sabe lo que, que nos libre de todo mal y sigamos pidiendo para que esto acabe pronto.
Un abrazo fuerte y cuidaros mucho
Señor eres el AMIGO que Nunca falla, en TI CONFÍO.

 

Parroquia de San Ildefonso Jaén

Compartir: