Termina la peregrinación a Tierra Santa

Después de siete días concluía la peregrinación Diocesana a la Tierra de Jesús.

Los lugares más emblemáticos de Jerusalén fueron los escogidos para las dos últimas jornadas. Con un Vía Crucis comenzaba una oración y reflexión sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo que guiaba el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro.

El Vía Crucis, por la Vía Dolorosa, concluía en la Basílica del Santo Sepulcro que atesora los lugares más sagrados del cristianismo: el  Calvario, dónde Cristo entregó su vida por la salvación del hombre; y el Santo Sepulcro, lugar donde fue depositado su cuerpo, tras el descendimiento de la cruz y dónde resucitó.

Sin duda, estos fueron unos de los momentos más emocionantes y vividos con más fe de toda la peregrinación.

En Jerusalén también pudieron conocer Iglesia Santa Ana, la Piscina de Bethesda, el lugar donde Cristo ascendió a los cielos y el Dominus Flevit. La visita concluyó en San Pedro en Gallicantu, lugar donde Pedro negó tres veces conocer al Señor.

Está peregrinación diocesana ha creado grandes lazos de hermandad y comunidad entre los peregrinos y el Obispo, Don Amadeo, así como con el resto de los sacerdotes que han participado.

La próxima peregrinación, organizada por la Delegación de Turismo, Peregrinaciones y Santuarios será a Roma, el próximo mes de octubre. Y en ella, los peregrinos,  podrán asistir a la audiencia con el Papa Francisco.

Más información de la peregrinación a Roma aquí. 

Galería fotográfica: “Finaliza la peregrinación a Tierra Santa” 

Compartir: