Se reúne el Colegio Arciprestal

El pasado 5 de marzo, tuvo lugar en el Seminario la sesión ordinaria del Colegio de Arciprestes. En ella se trataron dos grandes asuntos.

El primero de ellos, la Pastoral Penitenciaria. D. José Luis Cejudo, Delegado Episcopal, informó a los Arciprestes sobre el trabajo que se desarrolla con las personas privadas de libertad. El gran objetivo de esta Delegación es, por un lado, evangelizar y por otro, humanizar la convivencia de internos y funcionarios. Se intenta, así, crear puentes entre las parroquias y sus feligreses en prisión, orientando sobre la forma más adecuada de mantener relaciones con los internos y sus familias, proponiendo posibles actuaciones parroquiales, en este sentido.

Componen el equipo de Pastoral Penitenciaria dos sacerdotes, (el Delegado y el sacerdote salesiano D. José González), y una Religiosa Mercedaria de la Caridad, Dª Carmen Fernández Reguero, que ejerce funciones de capellana, así como 44 seglares que colaboran como voluntarios.

Más de la mitad de los 618 internos participan en alguna actividad de loas promovidas por la Delegación: Eucaristías, cursos de Biblia, catequesis, cursos con finalidad terapéutica o educativa…

El encuentro personal es lo más gratificante y lo más destacado, tanto por parte de los destinatarios de esta Pastoral como por el equipo de la Delegación.

D. José Luis Cejudo terminó destacando el carácter profético de la actividad de esta Delegación de Pastoral Penitenciaria ya que con sus acciones ayuda a los creyentes a mirar la realidad de los centros penitenciarios y de los reclusos desde la fe, con los ojos de Dios, prescindiendo de prejuicios y dejando a un lado los juicios penales, mediáticos y sociales.

Seguidamente, el Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas, disertó sobre los archivos parroquiales, recordando la normativa vigente sobre el cuidado y los criterios de conservación que deben observarse.

En relación a la primera, mencionó la normativa universal o Código de Derecho Canónico, la normativa que emana de la Conferencia Episcopal Española a este respecto, así como el Reglamento marco de los archivos de la Iglesia en Andalucía.

Precisamente, Andalucía es la única Comunidad Autónoma donde se rebaja de 100 a 75 años el plazo para acceder libremente a los archivos, plazo que en el ámbito civil es de solo 40 años.

Es de destacar que el Código de Derecho Canónico ordena la concentración de los archivos con más de cien años de antigüedad. El interesado en acceder a algún archivo, salvo que sea conocido personalmente por el responsable del mismo, deberá acreditar documentalmente su personalidad e indicar el fin para el que se solicita la certificación.

El Vicario General fijó unas cuantas pautas claras a seguir ante las nuevas situaciones familiares, que cada día son más frecuentes y anunció que la próxima entrada en vigor del Reglamento de Protección de Datos hará que Diócesis y Parroquias rediseñen alguna documentación para cumplir con la normativa vigente.

Antonio Javier Cañada Morales
Canciller- Secretario

Compartir: