Primera Misa Solemne en La Puerta de Segura

El día 16 de julio, solemnidad local de la Virgen del Carmen, Patrona de La Puerta de Segura, el neopresbítero Mario González González celebró su Primera Misa Solemne en su pueblo.

Mario fue ordenado en la S.I.C de Córdoba el 27 de junio, en la que nuestro párroco, D. Juan Mena Jurado, lo revistió con la estola al modo sacerdotal y la casulla durante la ordenación.

Con muy buen acierto se decidió juntar la Solemnidad Patronal, con la Primera Misa, dando todo esplendor a ambos acontecimientos históricos para nuestro pueblo. Hacía 40 años desde la última ordenación sacerdotal de un puertense y las circunstancias actuales de la pandemia no permitían fiestas, más allá de la Eucaristía.

Debido a la limitación de aforo y de las pequeñas dimensiones del templo parroquial, se decidió celebrar esta Eucaristía en el recinto “los cañamares”, al aire libre, con todas las distancias de seguridad y con capacidad suficiente para acoger a todos los asistentes a esta celebración.

Ese mismo día, mientras las campanas volteaban para el ángelus, se colocó la bandera en la torre del campanario y el estallido de cohetes anunciaba el júbilo de esa efeméride.

A las 20,30 h. comenzó la Eucaristía que fue concelebrada por una veintena de sacerdotes: los del Arciprestazgo de la Sierra de Segura, algún párroco anterior de La Puerta y varios presbíteros amigos del “misacantano”.

Con el aforo completo y un recinto lleno de puertenses, devotos de la Virgen del Carmen y familiares y amigos de Mario, se celebró una Eucaristía que quedará para la historia de nuestra comunidad.

Mario pidió a D. Juan que hiciese la homilía de esa Misa, por ser él quien lo había acompañado como párroco a lo largo de estos años de formación en el seminario. Entrañable y emotiva la reflexión que hizo nuestro párroco en la que fue disertando sobre el ministerio sacerdotal en un diálogo afectuoso y cariñoso con el recién ordenado y exaltando la devoción del joven sacerdote a su patrona la Virgen del Carmen.

En la consagración Mario estrenó el cáliz que la Parroquia le ha regalado, una pieza de orfebrería realizada en una platería cordobesa, cuajada de símbolos como el anagrama de San Blas o la Virgen del Carmen, el Santo Rostro, los arcos de la mezquita o la “cerradura” de La Puerta de Segura.

Tras la comunión, hizo un preciosa y emotiva acción de gracias a Dios, a su familia, a su parroquia, a la asociación Providentia, de la que es miembro y a todos los participantes, en la que no faltaron lágrimas de alegría por tantos recuerdos agradecidos.

No pudo realizarse el “besamanos” tradicional de una primera misa, pero el neopresbítero quiso saludar personalmente a todos los asistentes y entregarles un recuerdo de tan entrañable jornada.

Desde la Parroquia de San Mateo Apóstol de La Puerta de Segura, damos gracias al Señor por el regalo de un sacerdote nacido en nuestro pueblo y pedimos que nos siga bendiciendo con vocaciones sacerdotales y religiosas.

Consejo Pastoral Parroquial de la Puerta de Segura

Galería fotográfica: «Primera misa del neopresbítero Mario González» 

Compartir: