El Colegio La Purísima organiza el primer Círculo de Silencio del año

El pasado martes, tercero de mes, volvimos a formar el círculo de silencio para recordar los derechos de las personas migrantes y refugiadas. En esta ocasión, el círculo se ensanchó y se hizo más grande gracias al alumnado y profesorado de secundaria del Colegio “La Purísima” de Jaén, quienes organizaron el acto. Sensibles y conscientes de la dura realidad por la que atraviesan miles de menores. Durante los  días previos al Cículo, Jesús Castro responsable del Secretariado de Migraciones de la Diócesis,  trabajó en los grupos de vida dinámicas y reflexiones, que ayudaran a conocer y comprender la triste realidad que sufren miles de migrantes menores.

Ya en el Cículo se quiso denunciar  la trágica muerte de niños y niñas, la cual se repite dolorosamente casi a diario durante el trayecto que miles de refugiados e inmigrantes emprenden para llegar a Europa..

Interpelaron con sus incómodas preguntas a cuantos allí se congregaron:

¿Cuántos niños y niñas se ha tragado ya el océano?, ¿qué hay de los miles de refugiados y migrantes que se encuentra con un muro vergonzante?, con un muro de miedo y de falta de solidaridad.

El viaje del inmigrante no es el placer del turista, no es el bienestar del desocupado…es la única salida del empobrecido, del explotado, del amenazado, del manipulado,…, hay que decirlo, hay cosas que no se pueden admitir, y por eso DENUNCIARON:

1.- Que menores de 15 años sean encerrados en el CIE, evidenciando una vez más la vulneración de derechos e incumplimiento de la obligación del estado Español de la protección a la infancia.

2.- Que en Ceuta y Melilla cada día media docena de menores crucen las fronteras “ arropados” por traficantes y sin compañía familiar. Que familias desesperadas por no poder ni siquiera tocar el puesto fronterizo español, paguen para que gente marroquí “ haga de familia” y así cruzar la frontera con refugiados sirios a cambio de miles de euros. Buen negocio, mientras unos respiran, otros se ahogan.

3.- Denunciamos la militarización y la presión de la policía marroquí en la frontera, que levantó una nueva valla de pura concertina y desmanteló los asentamientos del monte Gurugú.

4.- Denunciamos que la zona de Melilla-Nador siga siendo escenario de violación de derechos fundamentales de las personas migrantes. Es una zona donde la impunidad parece ser la regla para las autoridades marroquíes y españolas en la aplicación de políticas de represión de la migración llamada clandestina.

5.- Denunciamos la sentencia del Tarajal, no hay justicia para los pobres y la única justicia que nos queda es la de pronunciarnos.

Caminamos en silencio y con los pies descalzos para abrazar con ese gesto a nuestros amigos menores inmigrantes. Hicimos nuestro el canto de Ain Karem “Los incontables” para finalizar el acto.

Seguiremos denunciando estas situaciones de injusticia, interpelando y concienciando desde nuestro “cole” e invitando al resto de jóvenes a unirse a esta causa.

 

Colegio La Purísima de Jaén
Círculo de Silencio Jaén

Fotos: Fernando Mármol

Galería Fotográfica: “Círculo de Silencio. Enero 2019”

Compartir: