Porcuna levanta un monumento a la Santísima Virgen de la Alharilla en el tercer aniversario de su coronación canónica

El pasado sábado, a pocas fechas de cumplirse el tercer aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Alharilla, patrona de Porcuna, se descubría un monumento dedicado a la Santísima Virgen María.

Al acto de bendición del monumento escultórico asistieron representantes del Gobierno Municipal, la Real Cofradía matriz de la Virgen de Alharilla, devotos y fieles y vecinos de la patrona de Porcuna.

El Vicario General de la Diócesis, D. Francisco Juan Martínez Rojas fue el encargado de bendecir la imagen que representa a la Virgen de la Alharilla Coronada.

El monumento, que ha sido promovido por la Cofradía matriz y el Ayuntamiento de Porcuna, ha sido diseñado por el arquitecto, Pablo Manuel Millán Millán, y esculpido en piedra por Manuel López Pérez, y está sufragado, también, por los vecinos del pueblo de Porcuna.

Durante el emotivo acto de bendición, en el que quisieron estar presentes cientos de vecinos de la localidad de Porcuna, el Vicario General, después de que el párroco, D. Jesús Manuel Millán proclamara el pasaje evangélico de S. Lucas, de la Visitación de María, tomó la palabra para expresar lo que significa la Virgen María, en su advocación de Alharilla para los habitantes de la localidad y para gran parte de la Diócesis. “Hoy nos reunimos en torno a la Madre de Jesús y Madre de los creyentes, bajo la advocación de Nuestra Señora de Alharilla Coronada. Ella nos recuerda muchas cosas y muy hermosas a los seguidores de Jesús, su Hijo, y por eso estamos alegres. Por medio de María, Cristo ha llegado a nosotros y nos ha mostrado el camino de plenitud y de vida. Y no sólo eso, sino que en el Calvario, poco antes de su muerte, nos la entregara como Madre, pidiéndole a Ella que cuidara de todos sus seguidores. Por eso a cuantos miramos, hoy y aquí, la figura de María, que Ella se convierta en fortaleza para la vida y fuente de esperanza en nuestro caminar, especialmente, en los momentos más difíciles y complicados y difíciles. Que María nos proteja en todo momento”, concluyó Martínez Rojas.

La ubicación elegida para situar el monumento mariano es  un entorno amplio entre dos plazas, la Plaza de Andalucía y la Plaza de la Paz, frente a la Parroquia y al Ayuntamiento, se constituye en paso casi obligado en el día a día de los porcuneros.

Su diseño responde a la tipología monumental de triunfo, y representa a escala real una columna romana de estilo corintio hallada en las excavaciones de San Benito y cuyo capitel se custodia en el museo arqueológico. Dado que el monumento reproduce de forma canónica un elemento arquitectónico clásico, todas las medidas vienen determinadas y se han llevado a cabo de forma estricta. Buscar la referencia patrimonial en un monumento en Porcuna es casi de obligado cumplimiento y creo que con la reproducción de este elemento arquitectónico así queda de manifiesto.

El material empleado para su construcción es la piedra y el bronce, dos elementos que han estado presentes en la arquitectura monumental desde la antigüedad. Es importante observar cómo la vejez de ambos materiales de forma conjunta, no solo no resta valor sino que, todo lo contrario, acentúa su propia estética monumental. Por todo esto, su puesta en obra nos permite hablar de trascendencia en el tiempo, ya que su durabilidad garantiza su presencia, como dice el salmo, «por años sin término».

Después de la bendición, Auxiliadora Aguilera y Antonio Barrios, a la guitarra, interpretaron el Ave María de Schubert.

Galería Fotográfica: “Bendición monumento a la Santísima Virgen de la Alharilla Coronada”

Compartir: