Pedro Narváez exaltó a la Patrona de Baeza, la Virgen del Alcázar

El incomparable marco de las ruinas románicas de la iglesia de San Juan Bautista fue el escenario elegido, un año más, por la Real Archicofradía de Santa María del Alcázar y San Andrés Apóstol, Patrones de Baeza, para una nueva edición de la exaltación en honor a la Reina de todos los baezanos.

En este año jubilar avilista, uno de los baezanos más devotos del Doctor de la Iglesia y amante de la Santísima Virgen, fue el encargado de pronunciar esta exaltación, que corrió a cargo del hermano cofrade y fotógrafo, Pedro Narváez Moreno, quien fue presentado por Concepción Martínez Sánchez.

Durante su exaltación, este enamorado de Baeza, puso en valor la devoción hacía Santa María del Alcázar por parte de los hijos de esta ciudad a lo largo de los siglos, haciendo un recorrido por los hitos históricos de la ciudad en su devoción hacía su Alcázar bendito, así como los momentos de mayor relevancia para la Archicofradía patronal, teniendo como protagonista a su titular mariana.

Frente al atril, Narváez Moreno trasladó a los presentes como transcurre el calendario litúrgico y de la ciudad desde el camarín de la Virgen del Alcázar en su Parroquia de San Andrés Apóstol, cifrando siempre la ciudad su mirada en los ojos de la mejor de las nacidas.

No faltaron alusiones a los poetas locales, que a lo largo del tiempo, han dedicado sus versos hacía la Virgen del Alcázar. Emocionante defensa de la fe de una ciudad, que a lo largo del tiempo, abanderó la defensa de los dogmas de la Inmaculada Concepción o de la Asunción de María en cuerpo y alma a los cielos, pidiendo el exaltador la coronación canónica por parte de la jerarquía de la iglesia, de Nuestra Amantísima Patrona.

Finalizó el acto con un concierto a cargo del grupo SpesNostra, quienes interpretaron un escogido concierto con piezas musicales dedicadas a María.

José García Checa
Baeza

Galería Fotográfica: «Exaltación a la Patrona de Baeza»

Compartir: