Ofrenda de flores de los niños a la Virgen

Ofrenda de flores de los niños a la Virgen de la CabezaLos niños nunca defraudan y menos a su madre. Allí estaban el jueves 19 de noviembre, a las 5 de la tarde, centenares de ellos, con sus ramos de flores y su alegría y jovialidad características.
Tras unas oraciones y ofrecimientos a la Virgen, nuestro Obispo, D. Ramón del Hoyo, les dirigió unas palabras explicando el significado del acto y la importancia en el seno de la familia, de la devoción y piedad marianas. Algunos cantos, unas peticiones y las ofrendas de los niños: flores, un corazón y un catecismo… Tras rezar todos juntos la Oración de los niños a la Virgen de la Cabeza, fueron pasando por el presbiterio, lo más cerca posible de la Virgen, con sus catequistas o papas-mamás para entregar el regalo a la Señora, y junto con él ofrecerse a Ella.
Ver todas las fotos
Ver la celebración

OFRENDA FLORAL A LA VIRGEN

a) Monición inicial (Presidente):

Regalar flores es una manera que tenemos las personas para decirle a alguien que la queremos mucho. A la Virgen le gusta que le llevemos flores. Hoy venimos contentos a darle gracias de corazón, por todo lo que con su cuidado maternal nos ayuda.

b) Oración hecha también por un niño y una niña:

Querida Virgen de la Cabeza: Madre de Jesús y Madre nuestra también.
Te traemos estas flores para darte las gracias
por todo lo bueno que siempre nos das.

Porque, aunque no te veamos,
sabemos que estás siempre con todos nosotros
y nos cuidas para que seamos buenos y nos parezcamos a Jesús.
Ayúdanos a quererte y a querernos cada día más
como tú nos quieres. Amén.

c) Canto 1: JUNTO A TI MARÍA

Junto a ti María,
como un niño quiero estar,
tómame en tus brazos
guíame en mi caminar.
Quiero que me eduques,
que me enseñes a rezar,
hazme transparente,
lléname de paz.

Madre, Madre,
Madre, Madre.
(2 )

Gracias, Madre mía,
por llevarnos a Jesús,
haznos más humildes,
tan sencillos como tu.
Gracias, Madre mía,
por abrir tu corazón,
porque nos congregas
y nos das tu amor.  

d) 7 niños van diciendo mientras otros dejan las flores a la Virgen:

1) A ti, Madre, nos dirigimos, a ti queremos darte nuestro ramo de flores, son flores que salen de nuestro corazón.

2) Te ofrecemos la flor del trabajo de cada día, la flor de compartir con nuestros amigos y compañeros, la flor de hacer caso a nuestros maestros y catequistas, la flor de obedecer a nuestros padres, la flor de no enfadarnos con nadie, la flor de no decir mentiras y portarnos bien con todos.

3) Son flores de nuestro jardín, y sabemos que florecerán con tu ayuda. Gracias, Madre.

4) Virgen de la Cabeza, patrona de nuestra Iglesia de Jaén: Queremos pedirte que estés cerca de nosotros. Que cuides nuestro crecimiento como cuidaste el de Jesús.

 5) Queremos acordarnos siempre de ti y sentirte cerca en nuestros  momentos difíciles; y también, en los momentos fáciles y gozosos.
 
6) Ojalá sepamos quererte como te quería Jesús. Ojalá sepamos imitarte en decirle sí a Dios. Ojalá elijamos en todo momento lo que es bueno y provechoso, como elegiste tú.

 7) ¡Santa María de la Cabeza, Madre de Jesús y Madre nuestra, ruega por nosotros!

e) Palabras del Sr. Obispo

f) Preces:

Ministro:  Unámonos a la oración de María ante Dios por nosotros

1) Oremos en primer lugar por todos los cristianos, para que sepan amar e imitar a Jesús, como María, y muestren así a todos el amor de Dios. Roguemos al Señor.

2) Oremos por todos los que pasan hambre y necesidad, para que encuentren quienes les ayuden y sientan la protección de María. Roguemos al Señor.

3) Oremos por la paz entre las naciones, para que, con la ayuda de María, Reina de la paz, se apaguen los odios, desaparezcan las guerras, y todos los hombres se quieran como hermanos. Roguemos al Señor.

4) Oremos por todos los enfermos y todos los que sufren para que la Virgen María reavive en ellos la esperanza y los asista con su amor de madre. Roguemos al Señor
5) Oremos, finalmente, por todos nosotros, los niños y niñas de la Diócesis, que nos preparamos en catequesis para recibir la Primera Comunión, para que recono-ciendo la santidad de nuestra Madre, nos esforcemos en imitar sus virtudes. Roguemos al Señor.

Ministro:  Oh Dios, que en tu designio admirable elegiste a María como Madre y Modelo de tus hijos, asístenos con la fuerza de tu Espíritu para que también nosotros podamos participar de la plenitud de tu gracia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

g) Oración de los niños a la Virgen de la Cabeza (Todos juntos)

Querida Virgen de la Cabeza,
nuestra Madre y Patrona:
Acompáñanos todos los días.

Ayúdanos a portarnos bien
y a ser unos buenos hijos,
serviciales y atentos,
para lo que necesiten nuestros padres.

Queremos ser buenos hermanos,
que no discutamos
ni nos peleemos tan fácilmente
por cosas que no son importantes.

Échanos una mano en las cosas de la escuela
y ayúdanos a tener siempre una sonrisa
para todos los que nos rodean.

Ayúdanos a vivir haciendo el bien,
como le enseñaste a tu Hijo Jesús,
a ser como Él y a quererle con toda el alma.  Amén.

h) Canto Final: Quiero decir que sí

 1. Quiero decir que sí (4)

Quiero decir que sí
como tú María,
como tú un día,
como tú María.

2. Quiero negarme a mí (4)
3. Quiero entregarme a El (4)
4. Quiero seguirle a Él (4)

CANTOS

3. Tengo en casa a mi mamá

1. Tengo en casa a mi mamá,
pero mis mamás son dos:
en el cielo está la Virgen
que es también mamá de Dios.

Las dos me quieren a mí,
las dos me entregan su amor.
A las dos las busco y las llamo,
a las dos las quiero yo.

4. Hoy he vuelto, Madre

Cuántas veces siendo niño te recé.
Con mis besos te decía que te amaba. Poco a poco con el tiempo, alejándome de Ti, por caminos que se alejan me perdí.

Hoy he vuelto, Madre, a recordar cuántas cosas dije ante tu altar y al rezarte puedo comprender que una Madre no se cansa de esperar  (2)

5. Ave, María

1. Tantas cosas en la vida nos ofrecen plenitud y no son más que mentiras que desgastan mi inquietud. Tú has llenado mi existencia al quererme de verdad yo quisiera Madre buena amarte más.
En silencio escuchabas la palabra de Jesús y la hacías Pan de Vida meditando en tu interior. La semilla que ha caído ya germina ya está en flor con el corazón en fiesta cantaré.

AVE, MARÍA, AVÉ, MARÍA.
AVE, MARÍA, AVÉ, MARÍA.

6. Santa María del camino

Mientras recorres la vida
tú nunca solo estás,
contigo por el camino
Santa María va.

Ven con nosotros al caminar
Santa María ven. (2)

7. Somos ciudadanos

Somos ciudadanos de un mundo que necesita el vuelo de una paloma, que necesita corazones abiertos, y está sediento de un agua nueva.

Por eso estamos aquí,
conmigo puedes contar,
y dejaré mi equipaje a un lado
para tener bien abiertas las manos y el corazón lleno de sol.

8. Tomado de la mano

Tomado de la mano con Jesús yo voy, le sigo como oveja que encontró al pastor, tomado de la mano con Jesús yo voy adonde él va.
1. Si Jesús me dice: “amigo,
deja todo y ven conmigo
donde todo es más hermoso
y más feliz”.
Si Jesús me dice: “amigo
deja todo y ven conmigo”.
Yo, mi mano pondré en la suya
e iré con El.

2. Yo te llevaré amigo
a un lugar conmigo,
donde el sol y las estrellas
aún brillan más.
Yo te llevaré amigo,
a un lugar conmigo
donde todo es más hermoso
y más feliz.

9.  Jesús está en tí

Y es Jesús: -está en ti, está en mí,
está en todos mis hermanos (2).

¿Quién hace crecer las flores?,
¿quién hace descender el agua?,
¿quién hace nuevo tu corazón
cada mañana?
¿Quién hace amanecer el sol?,
¿quién llena de estrellas el cielo?,
¿quién en la noche más oscura
te da todo su consuelo?

10. Manos abiertas

-Qué suerte es tener
un corazón sin puertas,
qué suerte es tener
las manos siempre abiertas. (2)

1. Manos abiertas
para estrechar las de un amigo.
Manos abiertas
para ayudar en el camino.

Compartir: