Nota de prensa de la Delegación Episcopal de Familia y Vida

Manifestacion 17 de Octubre     Ante la manifestación que va a tener lugar el día 17 de Octubre en Madrid en Defensa de la Vida, convocada por diversas asociaciones que defiende este valor fundamental, esta Delegación Episcopal quiere unirse a todos los que desde su fe o por convicciones éticas desean acudir a esta Manifestación.
     La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española en su nota de prensa final al cabo de la última reunión, el reciente 1 de Octubre, entre otras cosas, a este respecto:
     «Los obispos no han dejado nunca de recordar la doctrina de la Iglesia, según la cual la ley natural y divina exige que toda vida humana debe ser respetada como sagrada desde la concepción a la muerte natural. Por tanto, no pueden menos de compartir el rechazo que la legislación proyectada suscita en diversas y relevantes instituciones así como en una gran parte de la sociedad. Entre las iniciativas para la defensa del derecho a la vida y para la justa promoción de la maternidad, numerosas asociaciones han llamado a los ciudadanos a expresarse en favor de estos fines con una manifestación convocada para el 17 de octubre en Madrid. Los obispos consideran legítima y conveniente tal convocatoria y la participación en la misma. Los fieles laicos responden adecuadamente al desafío planteado – de gran trascendencia moral y social – haciendo uso de su derecho a manifestarse pacíficamente para expresar su desacuerdo con la ley proyectada, que supone un serio retroceso en la protección del derecho a la vida de los que van a nacer, un mayor abandono de las madres gestantes y un daño irreparable para el bien común».      Y nuestro Obispo en la última Carta Pastoral SANTO ROSARIO “POR LA VIDA”, fechada el mismo 1 de Octubre, en uno de sus párrafos se expresa así:
     «La capacidad de reconocer la voz de Dios en la naturaleza, en la belleza de la creación, es posible a todos los hombres. La reconocen expresamente los creyentes, independientemente de la religión a la que pertenezcan. Aquí se fundamenta la respuesta a esta gran verdad. Si se elimina esta referencia, fundamento de nuestra trascendencia, corremos el riesgo de quedar al arbitrio del hombre y puede sucedernos que, en vez de acoger la vida como un don y acompañarla con amor, llegue hasta considerarse como derecho de su destrucción.»
     Hacemos pública esta nota en el día de san Francisco de Asís, amante de la naturaleza, de todas las criaturas y que nos lleva a Jesús en el pesebre donde se muestra la debilidad de la criatura que necesita  acompañamiento en todo de sus padres.
     Aprovechamos esta ocasión para afirmar el derecho a la Vida de de todos. 
     Francisco de la Torre Tirado, Delegado Episcopal de la Familia y Vida

Compartir: