Mes de mayo en Villargordo

Como cada año, el mes de mayo, viene dejando su huella imborrable entre los feligreses/as de Villargordo, nuestro pueblo.

La abundancia de colorido, la intensidad de luz y el penetrante olor a jazmín y rosas, describen perfectamente un mes lleno de amor y hermosura que solo puede darnos nuestra Madre, la Virgen María.

Para nosotros/as (hermanos y hermanas) es el mes de María, Madre de Dios, “Virgen del Amor Hermoso” que da nombre a nuestra Cofradía, y que cada año, por estas fechas y hasta el 31 de mayo, la homenajeamos y damos gracias por hacerse presente en nuestros corazones y ayudarnos a saber amar y acometer nuestro compromiso con Ella y con los demás

Las actividades y actos religiosos que venimos organizando cada año en su honor, acrecienta nuestro sentido de pertenencia a una única y gran familia, para que, con un espíritu solidario, ayudemos a cuantas personas nos necesiten.

Este año, pese a la grave pandemia del Coronavirus, que asola nuestro pueblo y el mundo en general, no podíamos dejar de actuar con nuestra actividad y llegar con espíritu solidario y fraterno a cuantas personas se encuentran angustiadas o confundidas ante la presencia del virus, o a las que lloran la perdida de algún ser querido, o temen un futuro incierto en el trabajo.

A sabiendas, que esta nueva situación ha cambiado el ritmo y la forma de vivir de todas las personas de nuestro pueblo, hemos considerado llegar hasta ellas a través de las redes sociales, de forma virtual. Hemos confeccionado un tríptico informativo, donde invitamos a toda la comunidad cristiana a participar con nosotros, en la oración diaria; a partir de las 12 con  el rezo del Ángelus y a las 19:30 el rezo del Santo Rosario, pidiendo a la Virgen por los que más sufren en este momento y por todos los colectivos de nuestra sociedad, sanitarios, educadores, trabajadores en general, religioso…  que nos cuidan y participan en hacer un mundo más fraterno y solidario. La confección y transmisión del ejercicio de las flores, consiste en una lectura, reflexión, oración y cantos dedicado a Nuestra Señora “La Virgen del  Amor Hermoso”. Hemos invitado a todas las familias y niños de catequesis a participar en la exaltación de los valores de la Virgen María, a través de la realización de altares simbólicos en sus casas, llamando a la participación solidaria (económica y presencial) con los más necesitados. Terminamos el mes con la celebración Eucarística  del día 31 de mayo en honor a nuestra Madre María  “Virgen del Amor Hermoso”. Normalmente lo hacemos con los niños de la Primera Comunión, donde le damos de nuevo la bienvenida a nuestra comunidad cristiana. Este año no podemos asumir ese privilegio, por el motivo de la pandemia, pero abrimos nuestros corazones a la Virgen y a través suya le pedimos que implore ante Dios Padre “misericordia” para que esta dura prueba termine y volvamos a encontrar un horizonte de esperanza y paz.

No podemos olvidar que en toda comunidad cristiana, nada sería  fructuoso sin un buen pastor que conduzca a su rebaño, cada día, por el camino o sendero más seguro y que cuide y mime a sus ovejas para que den lo mejor de ellas allí donde las necesiten.

Nuestra Cofradía de la “Virgen del Amor Hermoso” de Villargordo es  parte de ese rebaño y nos honra tener un buen pastor, nuestro sacerdote y amigo, D. German García.  Hombre comprometido con su comunidad, joven y trabajador incansable. Él nos aporta la seguridad y tranquilidad necesaria para desarrollar nuestro trabajo cofrade.

El Santo Padre “el Papa Francisco” repite una y otra vez en sus homilías que todo buen pastor de la Iglesia debe hacer oración  continuamente y anunciar la palabra de Dios. Ha de ser cercano a su pueblo y ha de amar la justicia social a la vez de ser misericordioso. A nosotros/as hermanos/as de la Cofradía de la “Virgen del Amor Hermoso”, nos ha enseñado a orar unidos/as en familia, ayudándonos a llevar la palabra de Dios, a los enfermos e impedidos, a los niños, jóvenes y hermanos/as en general. Igualmente, hemos sentido la cercanía de nuestro párroco a la hora de querer encontrarnos con Cristo y experimentar las enseñanzas del Santo Evangelio. Hemos comprobado que está cerca de los niños (nuestros hijos), de los jóvenes, de los padres, ancianos y enfermos y muy cerca de aquellos que trabajan por el bien común, desde Cáritas Parroquial, Asociaciones Cristianas (cofradías), Misiones y de todos aquellos que aman la Justicia Social, y experimentan la misericordia con su prójimo. Así es nuestro buen pastor. No cambies. Te necesitamos. Gracias D. Germán.

Cofradía  Virgen del  Amor Hermoso

Compartir: