Medio centenar de fieles se confirman en la Parroquia de San Pedro y San Pablo de Quesada

El pasado 22 de Mayo,  el Vicario General de la Diócesis,  D. Francisco Juan Martínez Rojas, administró el Sacramento de la Confirmación a 44 adolescentes y 12 adultos de la Parroquia S. Pedro y S. Pablo de Quesada. Concelebraron la Eucaristía el párroco de Quesada, D. Bartolomé Pérez Araque,  D. José Antonio Mármol Gómez y D. Fernando Bravo Miralles, sacerdotes de Huesa. En el templo, abarrotado de fieles y con el coro parroquial dando más solemnidad a la celebración, en un ambiente de recogimiento y gran participación, el Sr. Vicario General les insistió a los confirmandos en dos aspectos fundamentales. El “ser testigos fieles y cualificados, dar testimonio de lo que creen, con la ayuda y la fuerza del Espíritu Santo, en todos los ambientes: en la escuela, en la familia, en los lugares de diversión, en el trabajo, etc.” Asimismo les instó a ser “colaboradores en la edificación de la Iglesia; en cualquier tarea por pequeña que sea, todos están llamados a aportar esos dones que reciben del Espíritu”.

 

Antes de finalizar la Eucaristía, se celebraron, con la solemnidad habitual, el piadoso ejercicio de las flores en honor de María, bajo la advocación de la  Virgen de Tíscar, cuya imagen se encuentra actualmente en la parroquia de Quesada.

Todos los fieles siguieron las oraciones, cánticos y expresiones de fe dedicadas a María, desde la pantalla que se utiliza para mayor comodidad y participación de todos.

 

El Vicario General animó a todos a “acoger a María como Madre, pues es el nexo de unión de todos los creyentes, saber que tenemos a la Virgen a nuestro lado, como mediadora ante su Hijo”.

 

Tras los vivas dedicados a la Patrona de Quesada, terminó una tarde espectacular, donde muchos miembros de esta comunidad completaron su iniciación cristina. Ojalá sean esos colaboradores, trabajadores de la mies que es abundante, quienes sigan aportando lo mejor de cada uno para el crecimiento y desarrollo de esta comunidad parroquial. Muy agradecidos a D. Francisco Juan por su `presencia, cercanía, amabilidad, y esas palabras que calaron y llegaron a todos.

 

Parroquia S. Pedro y S. Pablo de Quesada

Compartir: