Material para el Adviento y la Navidad de Promoción Eucarística diocesana

Ya está disponible la propuesta para el tiempo de Adviento y la celebración de la Navidad del Secretariado para la Promoción Eucarística Diocesana. La Encíclica Fratelli Tutti y el Centenario del Beato Manuel Lozano Garrido son el hilo conductor de estas páginas que ha preparado el sacerdote D. Mariano Cabeza.

Descarga aquí el Material

Presentación del material:

Hermanos todos, comenzamos un año nuevo en la vida de la Iglesia y un paso más en el plan Pastoral Diocesano, dedicado a la caridad:
“Fomentando la Caridad”.

Como nos invita nuestro Obispo Amadeo en la presentación del PPD: “para que la caridad llegue a todos y en todo”.

Al comienzo del curso pastoral, el Papa Francisco nos ha regalado una preciosa encíclica de Doctrina Social de la Iglesia que se incorpora a la rica trayectoria magisterial que comenzó en 1891 con el Papa León XIII. Un llamamiento a la fraternidad universal reconociéndonos todos obra de amor del mismo Dios y Padre.
En nuestra Diócesis un evento gozoso, el Centenario del nacimiento del Beato Manuel Lozano Garrido, modelo de laico comprometido con la sociedad de su tiempo, periodista de Dios que ejercicio su sacerdocio común ofreciendo sus enfermedades y dolores junto al sacrificio de Cristo.
Todo un ejemplo en estos momentos históricos de la Iglesia donde el laicado aún ha de comprometer mucho más su condición bautismal. Desde la Promoción Eucarística Diocesana queremos asumir todas estas líneas pastorales y llevarlas a la oración contemplativa ante Cristo
Eucaristía que nos hace uno junto a Él que es la Cabeza y nosotros su Cuerpo místico.

Del encuentro con Cristo, de la profunda comunión en la Comunión brota la Caridad, la Fraternidad, se robustece la Comunidad Cristiana y el propio cristiano como Sacerdote, Profeta y Rey en medio de un mundo desorientado, debilitado y asustado por la Pandemia que lo azota sin piedad.

Como decía Santa Teresa de Jesús en su autobiografía: “en tiempos recios, amigos fuertes de Dios”. Cada hora de contemplación eucarística nos ayudará a crecer en esa amistad y quién más fuerte que Dios.

Os deseo un feliz y aprovechado tiempo de preparación a la Navidad y dentro de las limitaciones que se nos imponen, no perdamos la Esperanza que alimenta el Adviento y el Gozo que supone el encuentro con Cristo niño en la humildad de Belén.

Mariano Cabeza
Promotor Eucarístico Diocesano

Compartir: