Más de un centenar de niños participan el el III Campamento Supervivientes

Del 30 de julio al 5 de agosto tuvo lugar el lll Campamento Supervivientes Tribus del Mundo. Se hizo un recorrido, a lo largo de esos días, por Fuensanta y sus dos pedanías: la Ribera y el Rihuelo, siguiendo por la pedanía de las Casillas, perteneciente a Martos y por el mismo Martos.

Finalmente, participaron 107, niños de 7 a 12 años, 30 premonitores de 13 a 17 y 23 monitores adultos. A ello hay que sumarle 3 equipos de cocina de 6 personas cada uno, q nos iban preparando la comida y haciéndola llegar, según nos íbamos desplazando. Finalmente, agradecer a decenas de colaboradores que gratuitamente han ofrecido su coche y furgoneta para transporte, y nos han abierto sus casas, para encontrarnos con ellos.

Las actividades han sido muy variadas, senderismo, pruebas, piscina, talleres en el río, veladas, bailes, charlas… A ello hay q sumarle, la participación de grupos y asociaciones, que han enriquecido el campamento y años que agradecemos: a la actriz Noelia Camacho de la Asociación Conchinchina de Martos, por su cuenta cuentos; a  la Asociación “las bellotas”, reserva del burro andaluz de gramada, por traer sus burros y explicarnos el valor de este animal, a Laia García, por mostrarnos con su experiencia como viven actualmente los Masáis en Tanzania, a Ecologistas en Acción de Jaén, con su taller sobre el agua y a la Asociación de  Danza Kata Kanona por su taller de danzas del mundo.

La experiencia ha sido inmejorable y ha superado todas nuestras expectativas. Los niños han estado geniales, el equipo de premonitores y monitores, de gran calidad educativa y valor humano. Y el cariño en la acogida en los diferentes sitios nos ha llegado a raudales. Agradecer la colaboración con autobuses e instalaciones a los Ayuntamientos de Martos y de Fuensanta.

Todo ello ha hecho posible q con solo 50 euros por niño, todos hayamos disfrutado y llenado de sabiduría y alegría, y el esfuerzo de ser itinerantes haya valido la pena. Muchas gracias a todos, ya iremos preparando la IV edición.

     El equipo de Coordinación                   

 Experiencia de Adrián Presa, monitor de 19 años                
Ha llegado la hora de despedirse de una gran semana llena de emociones, momentos especiales, sorpresas inesperadas, lágrimas de alegría, abrazos que son capaces de animar a cualquier persona triste pero no todo tiene un fin. He de reconocer que la iniciativa de apuntarme al campamento se lo debo a mis hermanas y amigos pero me siento orgullosísimo al poder decir de corazón lo que es este tipo de campamento, un lugar donde nadie va a estar triste, una familia unida por el respeto, la tolerancia, la ayuda mutua y las ganas de seguir adelante en momentos difíciles. Fue esta noche al encender mi móvil cuando rompí a llorar al ver que eran las 4’48 y que nos quedaba muy poco tiempo para estar con esas personas que llenan el corazón desde lo más hondo, pero, ¿es eso malo? Desde mi punto de vista en absoluto. Se necesita mucha fuerza de voluntad y mucho  entusiasmo para poder ver en unos pocos metros cuadrados a cien personas llorando de alegría que es lo que verdaderamente cuenta.  Sin embargo, debo agradecer a todos el equipo de coordinación y a cada uno de nosotros por lograr algo tan maravilloso como lo que hemos vivido que he catalogado personalmente como uno de los recuerdos más valiosos, más preciados de mi vida y que sin duda tardarán mucho y mucho en borrarse de mi memoria. Gracias a tod@s.

Galería Fotográfica: “III campamento Supervivientes” de Fernando Mármol

Compartir: