Los salesianos ponen, con una gala, el cierre de oro a su aniversario

Durante este año, la familia salesiana de Jaén capital ha celebrado su medio siglo de vida en la ciudad, y lo ha hecho con una serie de actos conmemorativos. El último de los organizados para cerrar su quincuagésimo aniversario ha sido una gala en el Teatro Darymelia, donde, junto a la presentación de un libro, se ha querido agradecer a algunas instituciones su colaboración con el proyecto salesiano en la capital a lo largo de los últimos cincuenta años.

La gala, en la que estuvieron presentes, además de la familia salesiana, el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro; el alcalde de la ciudad, D. Julio Millán; una representación de la Universidad, de la Diputación provincial; la Asociación de Vecinos Passo del Polígono del Valle; el Vicario Inspectorial de Salesiano Smx, D. Fernando Miranda; así otras instituciones, dio comienzo con la presentación de libro conmemorativo de este medio siglo de andadura salesiana en Jaén. «¡Aquí, con pocos medios, se evangeliza!», que resume algunas de las experiencias desde la llegada a de los salesianos a Jaén hasta hoy. Entra las colaboraciones que forman el libro, la del alcalde y la del Prelado jiennense, cuya presentación corrió a cargo del sacerdote salesiano, D. José González Rodríguez.

Después, uno de los momentos más entrañables de la noche, la presentación del himno conmemorativo del quincuagésimo aniversario. Un tema compuesto por  Chus Linares e interpretado en directo junto a Rosa, ambos miembros de «Puerta Abierta».

Para concluir la gala se hicieron entrega de unos reconocimientos a personas e instituciones que a lo largo de este tiempo habían colaborado de forma directa con los salesianos y su labor en la ciudad del Santo Reino.

Se premió a la Asociación de Vecinos PASSO; a la Universidad; al Colegio Hermanos Maristas; a la Diputación Provincial; al CEIP Santo Domingo; ala HOAC; al Ayuntamiento y a la Diócesis de Jaén en la persona del Obispo.

El alcalde felicitó a esta “familia” inspirada en Don Bosco por la «perdurabilidad de su trabajo» y les agradeció “de corazón” su “humildad, cercanía, trabajo silencioso y efectivo, dedicación, desvelos y fuerte implicación social”. Virtudes, añadió, que tienen sus máxima expresión en el Polígono de El Valle, en donde desarrollan un importante papel en el objetivo de lograr la plena cohesión social, a través de Fundación Don Bosco y la parroquia de María Auxiliadora, y con figuras clave como el sacerdote José González.

Por su parte, Don Amadeo, cerró el acto recogiendo el galardón y con una intervención. “Yo vengo a representar a mis antecesores en este año jubilar. Al Obispo que autorizó que los salesianos llegaran a la capital y al resto con los que han ido colaborando”. Del mismo modo, el Prelado recordó que, de alguna manera “yo soy hijo de Don Bosco. Me formé en Roma en la universidad Pontificia salesiana y allí me cambió la vida. Una universidad muy abierta y con un corazón acogedor y cercano”.

En este sentido recordó el carisma salesiano, impulsado por San Juan Bosco, “los salesianos siempre están sirviendo. Son acogedores y promueven la educación. Fue un acierto que ellos vinieran a Jaén y también fue un acierto los obispos que los acogieran aquí”.

Para finalizar quiso poner de relieve la influencia que han tenido en la ciudad en los últimos años, “aquí habéis hecho a grandes personas en el mundo político, social, intelectual de la ciudad de Jaén, y os animo a seguir trabajando en esa senda”.

Con una foto de familia se cerró este año dedicado a la familia que el carisma de Don Bosco creó en Jaén hace medio siglo y que se sigue perpetuando y dando frutos en el tiempo.

Este domingo, XXVI del tiempo ordinario, una Eucaristía de Acción de gracias ha servido para poner ante el altar de la parroquia de San Juan Bosco los frutos y las gracias de esta conmemoración.

Galería fotográfica: «Clausura quincuagésimo aniversario de los Salesianos en Jaén capital «

Compartir: