Novios de la Parroquia de Villargordo preparan su matrimonio

El fin de semana del 13 al 15 de abril celebramos los cursillos prematrimoniales de Villargordo y, además, en un entorno privilegiado como puede ser el Santuario de la Virgen de la Cabeza en Andújar. Durante tres días, doce parejas convivieron para prepararse para el matrimonio, el cambio que se producirá en sus vidas a partir del sacramento que tomarán durante este 2018.

Los que pudieron asistir a la primera jornada del viernes por la tarde empezaron con las presentaciones y un breve paseo por el Santuario. Llegada la noche y tras la cena, se pasó a ver la película “A prueba de fuego” ya que muchas de las charlas llevadas a cabo el fin de semana tendrían referencias a la misma. Además de las parejas asistentes contábamos con unos invitados de lujo, las dos parejas de matrimonios que iban a acompañar a estos novios durante el fin de semana con sus testimonios, ayudas, charlas, etc. que iban a enriquecer una manera increíble las jornadas que iban a tener lugar. Las parejas, Antonio y Juani junto con Luis y Angelines.

Empezaba el sábado con un paseo matinal antes del desayuno. A continuación, comenzaron las charlas y actividades. Iniciamos con una presentación de las parejas, en la que cada persona tenía que presentar a su pareja, tras la cual pasamos a la primera de las charlas, “Amar”: una charla emotiva y bastante cautivadora por parte de Antonio y Juani que tuvo a todas las parejas pendientes de todo.  Además, en varias ocasiones, tuvimos la oportunidad de escribirnos una carta para nuestras parejas, respondiendo a un guión y las pautas de la charla, esto ha supuesto un bien grande y hemos podido profundizar en aspectos que aún no habíamos llegado a tratar cuando algunos pensamos que ya veníamos de vuelta de todo.

Continuamos después con otra gran charla ofrecida por el párroco, D. Germán Aguilera, “Dios a la vista”. A través de esta conferencia pudimos descubrir cómo cambia todo cuando las cosas se conocen bien. Qué suerte la nuestra de poder comenzar nuestro matrimonio sabiendo descubrir la presencia de Dios y también de María. GRACIAS.

Por la tarde, tuvimos la suerte de contar con la presencia del rector del Santuario, el Padre Domingo  Conesa, que nos contó la historia y anécdotas del Santuario y los Trinitarios. Tenemos que resaltar la espectacular acogida por parte de los Padres Trinitarios, su actitud amable y servicial ha sido otro de los muchos regalos que hemos tenido. Después, llegó el turno de Luis y Angelines que nos hablaron del diálogo, empezando por un supuesto práctico que fomentaba la participación de las parejas, haciendo bastante ameno todo el proceso. Continuamos con el diálogo en pareja por escrito una vez más pudimos llegar a conocernos más cuando parecía que eso ya era imposible
Más tarde,  volvieron a tomar la palabra Antonio y Juani para hablarnos de la Oración y Caridad: “La familia que reza unida, permanece unida”.

Dimos, posteriormente, paso a nuestro párroco, para que realizara otra charla, un paseo por los Sacramentos, haciendo hincapié en el que nos trae al cerro este fin de semana: el Sacramento del Matrimonio. Vimos con claridad cómo los sacramentos hacen posible la experiencia y la Gracia de Dios en nuestras vidas. Sobre todo se descubre más cuando se hace bien por nuestra parte. La cena nos esperaba y, aunque el cansancio ya apremiaba, muchos aun cogimos fuerzas para continuar después con un nuevo paseo nocturno por los alrededores.

Amanecía el domingo con bastante niebla, de nuevo, con un paseo matinal, algo más largo, por distintos senderos cercanos al Santuario. Tras el desayuno, más charlas. Además, durante la mañana pudimos visitar el museo incluido en el Santuario en el que pudimos contemplar bastantes cosas al detalle como el manto original de la Virgen, un cuadro en el que el Padre Francisco nos explicó la historia que contenía y que nos tuvo a todos pendientes. La oración a la Virgen, que escribiera el Beato Seminarista Mártir Manuel Aranda. Nueva visita al camarín donde se bendijeron algunos rosarios que posteriormente se repartirían entre los asistentes.

Nuevamente en el salón de actos, se nos explicó la historia e importancia del Rezo del Santo Rosario y lo rezamos todos, hay que destacar que volvió a ser un momento que nos dejaba una sensación muy agradable difícil de describir. D. Germán presidió la Eucaristía en la Basílica de la Virgen de la Cabeza, sin duda fue una experiencia que nos desbordó a todos y prueba de ello son las lágrimas que se dejaban caer por nuestros rostros emocionados de Alegría.

Y para el final, convivencia en la casa de la Hermandad de Villargordo con 80 personas que vinieron a concluir con nosotros este encuentro y como no para encontrarse con “La Morenita”. En la convivencia los aperitivos, bebidas y paella hicieron el resto, dando un final festivo a la convivencia llevada a cabo durante todo el fin de semana. Sin duda una gran experiencia de Iglesia, de familia Cristiana que nos ha dejado no sólo muy buen sabor de boca, además nos ha enganchado! Queremos formar un grupo de matrimonios jóvenes y participar de la vida de la Comunidad, es una alegría grande.

Es verdad lo que nos decían en unas de las charlas, la Iglesia es una familia grande, la familia de los hijos de Dios aquí y es una suerte y un regalo poder formar parte de ella. Para terminar, es justo agradecer a Antonio, Juani, Luis y Angelines sus consejos y que nos guíen en esta nueva etapa de nuestra vida. Agradecer también a D. Germán el esfuerzo de preparar unas jornadas que siempre estarán en nuestros recuerdos y que creo a todos nos ha dejado un hueco en el corazón.

 

Grupo de novios de Villargordo

Compartir: