Los Equipos de Nuestra Señora celebran su retiro de Adviento en La Carolina

El tiempo de Adviento es un tiempo de preparación espiritual, en el que debemos estar vigilantes y alegres ante la llegada de Jesús. Por ello, los Equipos de Nuestra Señora han celebrado un retiro, el día 1 de diciembre, en la parroquia de San Juan de la Cruz de La Carolina y que ha dirigido su párroco, D. Carmelo Lara Mercado, en el que han participado 40 equipistas y en los que han tenido momentos de meditación, adoración y convivencia.

Comenzamos en el templo parroquial con la oración de la mañana, donde compartimos nuestra disposición a vivir durante este mes, con alegría y esperanza, la llegada del Salvador.

Seguidamente en los salones de la parroquia reflexionamos acerca del Adviento. D. Carmelo que puso el énfasis en el Adviento, tiempo que inaugura el año litúrgico, como un tiempo de espera, tiempo propicio para allanar los caminos, quitar la broza y maleza que ha podido crecer, dejándolos despejados para que la Salvación venga a nuestras vidas.

Después tuvimos una adoración al Santísimo en donde pudimos meditar en silencio nuestro compromiso para encontrarnos con el Señor. Posteriormente hicimos la tradicional foto de grupo.

A continuación, nos trasladamos hasta la parroquia de la Inmaculada Concepción para celebrar, junto a la comunidad parroquial, la Eucaristía. Se encendió la primera vela de la Corona de Adviento como signo de esperanza y proclamando: “Ven Señor Jesús”. En la homilía se nos recordó que somos instrumentos del Dios vivo que viene y quiere hacerse presente en cada uno. Somos sacramento de Dios en nuestro mundo y Él viene para hacerse uno de nosotros. El Señor nos habla al corazón pidiéndonos: “Venid a mi”.

Posteriormente, realizamos una visita guiada, paseando por la zona antigua de La Carolina, en la que el cronista oficial de varias de las localidades de las “Nuevas Poblaciones”, D. Francisco José Pérez-Smith, nos brindó la oportunidad de conocer en profundidad esta población, su historia y, cómo no, las huellas de San Juan de la Cruz en la localidad, desde la fundación de Convento de los Carmelitas de “La Peñuela”, hasta su marcha, gravemente enfermo, a Úbeda donde falleció 14 de diciembre de 1591.

Finalmente, disfrutamos de una deliciosa comida compartida al “estilo de los ENS” y de unos momentos especiales de convivencia y fraternidad.

En este breve pero intenso retiro, tras la despedida, nos llevamos todo lo vivido en el corazón, como la Virgen María, deseando un feliz y fructífero Adviento para todos.

Manuel y Chon Fernández-Blanco
Responsables del EDIP

Galería fotográfica: «Retiro de Adviento de Equipos de Nuestra Señora»

Compartir: