Las Trinitarias de Andújar celebran la Vigilia de la Natividad de la Virgen María

Durante la noche del 7 al  8 de septiembre se celebró en la capilla de las Monjas Trinitarias de Andújar la Vigilia de la Natividad de la Virgen María.

Anclada en los orígenes de la Orden trinitaria, la tradición recuerda la aparición de la Virgen a San Félix de Valois, en la casa de Cerfroid, cuna de la Orden, durante el rezo del Oficio de Maitines.

Así cada año, desde hace más de  un siglo, la comunidad trinitaria de Andújar revive este acontecimiento con una solemne Eucaristía, en la que se incluye el Oficio de Lecturas.

La celebración de este año estuvo presidida por el Sr. Arcipreste, D. Pedro Montesinos, con el que concelebró  D. Ángel  Sánchez. Un numeroso grupo de fieles, entre los que se encontraban  miembros de las comunidades parroquiales vicencianas  y de la  Cofradía de la Inmaculada  participaron de la Vigilia.

En su homilía D. Pedro destacó el carácter litúrgico de la fiesta, en recuerdo del nacimiento de la Virgen  y como alegre anuncio premesiánico del nacimiento de su Hijo Jesús, además de las maravillas que el Espíritu Santo hizo en María y las que puede seguir haciendo en nosotros.

Al terminar la Eucaristía se dio a besar una imagen de la Virgen niña, que acompaña la celebración en su cuna, y que se conserva  en el convento desde los orígenes. Igual que se venera a Jesús niño en la noche de Navidad , se venera a María en su Natividad.

Finalmente,  siendo todavía una calurosa noche de verano, los fieles pudieron gustar de un refresco preparado por la comunidad.

Trinitarias de Andújar 

Compartir: