Las Marías de los Sagrarios de Pegalajar reciben la insignia de la UNER

El sábado pasado, día 12, en Pegalajar 22 miembros del grupo de Marías del Sagrario recibimos la insignia de la Unión Eucarística Reparadora, de manos de nuestro párroco, D. Rogelio Garrido y de la Hermana Mª del Valle Camino y la comunidad de Hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret.

La Celebración tuvo lugar en la Ermita de la Virgen de las Nieves, Patrona de Pegalajar, junto a la Comunidad parroquial reunida en la Eucaristía dominical. Este Acto es colofón de un curso en el que las Hermanas Misioneras, conocidas cariñosamente por nosotras como “Las Nazarenas”, han acompañado a nuestro grupo de Marías de los Sagrarios, con sencillez y estilo misionero. También las Hermanas acogieron con disponibilidad el ofrecimiento para dirigir el Retiro de Cuaresma parroquial con toda la Comunidad. Por todo ello, les estamos muy agradecidas.

La Celebración, con el rito de admisión a la Unión Eucarística Reparadora, fue muy bonita y emocionante. La Hna. Mª del Valle, explicó el sentido de lo que íbamos a hacer, y nos dijo que la admisión significa el compromiso en el movimiento de la UNER, cuyo carisma es dar y buscar compañía reparadora a Jesucristo abandonado en su vida eucarística. Este fue el ideal, carisma recibido del Espíritu Santo por mediación del fundador de esta obra, San Manuel González García. Nosotras fuimos manifestando en voz alta nuestra ofrenda al Señor. Y finalmente, el párroco fue imponiendo la insignia y repitiendo con cada una las palabras:

Recibe esta insignia de miembro de la UNION EUCARISTICA REPARADORA, para que, acompañando a Jesús en la Eucaristía abandonada, Él te acompañe con su Gracia y con su Amor en ésta y en la otra vida. Amén.

Las Marías del Sagrario de Pegalajar nos juntamos cada jueves desde hace muchos años, en adoración ante el Santísimo, alternando también con reuniones de formación, y con el compromiso en otras tareas de nuestra rica y variada vida parroquial. Estos encuentros ante el Señor están abiertos, por supuesto, a toda la Parroquia. Los primeros jueves de mes rezamos por las vocaciones sacerdotales y a la vida consagrada, los otros jueves rezamos las Vísperas, u otras oraciones diversas según el tiempo litúrgico. Tenemos la suerte de que nuestro párroco, D. Rogelio, se interese por nosotras y nos guíe haciendo de todos mejores personas. También nos anima a vivir el silencio y la escucha en la oración que no siempre es fácil.

Damos gracias al Señor, por tanta gente buena, que durante años ha mantenido encendida la antorcha del grupo de las Marías del Sagrario, por tanto bien nos hace. Es una alegría ver como el grupo sigue creciendo, y quizá pronto también algunos se animen a formar los “Discípulos de San Juan”. Aquí seguimos intentando cumplir los compromisos como Marías del Sagrario.

 Nieves Valenzuela Lozano
Presidenta Marías del Sagrario de Pegalajar

Compartir: