Las familias cristianas de Jaén manifiestan su fe en una jornada festiva

     Cientos de familias cristianas de Jaén se han congregado en el encuentro convocado por los dos arciprestazgos de la ciudad de Jaén bajo el lema “La familia manifiesta su fe”. “El lema cobra actualidad porque el Papa Francisco nos habla de aquello de salir: salir de nosotros mismos, salir a la calle, salir a otros escenarios,… Desde la perspectiva que uno está edificando en la Iglesia, y la familia es Iglesia doméstica, nosotros queremos confesar la fe”, explica D. Francisco de la Torre, Delegado Episcopal de Familia. 

     Las familias que han participado en este encuentro se congregaban en las parroquias de San Bartolomé, San Ildefonso y  Ntra. Señora de la Merced, para iniciar la jornada con una oración y unos cánticos. Posteriormente se desplazaron desde estas tres parroquias hacia la Plaza de Santa María en un ambiente de manifestación festiva. Cada grupo portaba una pancarta con un lema: «Dios Padre cuida de la familia», «Jesucristo que libera a la familia» y «El espíritu fortalece a la familia». 
     “Estamos en un tiempo de crisis que se acentúa sobre todo en el aspecto material, pero que tiene una profunda raíz que es la crisis de valores en la que estamos. Esta manifestación es para llevar fe y esperanza a nuestra sociedad. Hace falta este tipo de manifestaciones”, aseguraba D. Juan Jesús Cañete, arcipreste del Arciprestazgo de la Virgen de la Capilla. 
     En la plaza de Santa María comenzó el Happening  preparado por la coordinadora de jóvenes cristianos de la ciudad de Jaén y la Delegación pastoral de juventud. En él hubo música, testimonios, flashmob… Finalmente,  el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López, presidía la Misa por la Familia en la S.I. Catedral de Jaén. En esta celebración las familias fueron bendecidas y renovaron sus votos como familia cristiana. 
     Durante su homilía quiso felicitar a los dos arciprestazgos de la capital y a la Delegación de Familia y Vida por esta iniciativa de realizar dicho encuentro que ha tenido una gran respuesta en la ciudad de Jaén. “Esperemos que haya más encuentros en el futuro”, comentaba.  
     “Hemos dado testimonio de nuestra fe y de la importancia de la familia. Era el objetivo que se buscaba por el Papa emérito Benedicto XVI y así nos lo dice en su preciosa carta apostólica Porta Fidei. También en el Plan pastoral diocesano este año teníamos como objetivo fundamental la familia cristiana principal escuela de fe”, continuaba El Sr. Obispo. 
     Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de apoyar a las familias, para que hagan frente a las dificultades que se encuentran a la hora de transmitir la fe cristiana: “Tenemos que reconocer, con realismo, que la familia como medio efectivo de la transmisión de la fe durante siglos, se ha desmoronado en importantes sectores. Los cauces habituales por los que nosotros hemos ido conociendo a Jesucristo han dejado de tener eficacia para no pocos bautizados de las nuevas generaciones. Pero, esto debe llevarnos, no al pesimismo, sino a una apuesta clara por nuestro apoyo cercano a la familia.  Hoy se martillea constantemente los corazones de los niños, adolescentes y jóvenes con imágenes y propuestas contrarias a la realidad que otros hemos tenido la suerte de vivir de niños. La familia no es ya el lugar sereno de irradiación de una fe vivida y confesada espontáneamente, sino que tiene que afrontar, por un lado, la increencia dominante en la sociedad actual y, por otro, lo omnipresencia de los medios de comunicación social en la intimidad del hogar, en la calle y en algún que otro centro de formación”. 
 
Compartir: