Las Cáritas de las Parroquias de Mancha Real galardonadas con el Premio Reino de Jaén Área Metropolitana

El Ayuntamiento de Mancha Real reconocerá la labor de los das organizaciones de Cáritas que trabajan en el municipio en la gala de entrega de los Premios Reino de Jaén Área Metropolitana, una cita que, precisamente, tendrá como escenario la villa mancharrealeña. Cáritas Parroquial de La Encarnación comenzó su andadura en 1991. Son algo más de 25 años de trabajo realizado por este equipo que se define a sí mismo como “discreto” y movido por valores como el esfuerzo, el cariño y la esperanza, cualidades que ponen al servicio de las personas que sufren pobreza y la exclusión social. El principal capital con el que cuenta Cáritas La Encarnación es el de sus 30 voluntarios que trabajan de la mano de la comunidad parroquial. Con su quehacer diario son un signo y una muestra elocuente de la entrega que caracteriza a los cristianos. Están muy vinculados a la sociedad y, con estos tiempos complicados de crisis económica, en muchas ocasiones les tocó defender los derechos de muchas familias. Ponen en marcha acciones como la atención primaria y acogida; proporcionan alimentación, vestido, hogar y asesoramiento en trámites burocráticos a aquellos que tienen dificultades de algún tipo; la atención a inmigrantes; un comedor social para atender a niños fuera de horario escolar en época de crisis; acompañamiento y formación a los internos en el Centro Penitenciario de Jaén y, en coordinación con Cáritas Parroquial de San Juan Evangelista de Mancha Real, Cursos de inserción laboral a personas desempleadas para incluirlas en la bolsa de trabajo de Cáritas Diocesana; además de orientación y asesoramiento a las que quieren incorporarse al mercado laboral y apoyo a acciones que se desarrollan en los países menos desarrollados, de la mano de Manos Unidas y colaboraciones directas en respuesta a catástrofes internacionales, además de la coordinación de actividades a favor de la Misión que las Hermanas Misioneras de Acción Parroquial tienen en Angola y Mozambique.

En el caso de Cáritas San Juan Evangelista de Mancha Real enfoca su actividad, claramente, a la atención primaria, al brindar un plato de comida y vestido, además de aliviar las cargas familiares con el pago de recibos, sin olvidar nunca la acogida directa. El equipo sufrió una renovación en 2011 y se crearon vocalías para acometer los distintos retos, como es el de llegar a los “nuevos pobres”, víctimas de la crisis económica; dar un impulso especial a la cooperación internacional, con campañas en República Centroafricana, Haití, Angola, Venezuela y Etiopía y, sobre todo, como dejan claro, hacer promoción de los solicitantes de ayuda mediante cursos de formación profesional, charlas continuas de orientación laboral y de uso de nuevas tecnologías, por ejemplo, siempre, en estrecha colaboración con Cáritas Diocesana.

Fuente: Diario Jaén

Compartir: