La residencia de ancianos «San José de la Montaña» de Martos venera al Seminarista Beato Manuel Aranda

      El domingo día 16 se celebró un acto de veneración al nuevo Beato Seminarista Manuel Aranda, bien conocido en el ámbito marteño pues nació en Monte Lope Álvarez, donde vivió y dio su vida por Dios.

      Se unieron a los fieles que normalmente celebran la Santa Misa de 11 de la mañana en la Iglesia de la residencia, familiares del beato y miembros de la Asociación Manuel Aranda así como devotos del mismo. Nos honró con su presencia el Sr. Alcalde de Martos, D. Francisco Delgado.
       En un atril junto al Altar se encontraba un cuadro con la reproducción la “glorificación de Manuel. Luz en las tinieblas”, pintura que se venera en la parroquia de Monte Lope Álvarez. Se comenzó bendiciendo el cuadro y a todos los presentes con una invocación al beato Manuel Aranda para que interceda por todos, por el pueblo de Martos y de Monte Lope Álvarez.
      El presidente de la Asociación, D. Miguel Bueno Aranda, hizo una monición de entrada, centrando el sentido propio del II Domingo de Cuaresma, que además coincidió con el Día en que la iglesia celebraba el Día del seminario y presento los actos especiales de la celebración: el recuerdo del seminarista Manuel Aranda y la entrega, en su memoria, de un donativo de parte de la Asociación que lleva su nombre para celebrar precisamente su Beatificación.
      La Eucaristía fue presidida por el sacerdote, Canónigo de la catedral, D. Antonio Aranda y sobrino del seminarista mártir. En la homilía expresó como somos llamados al seguimiento del Padre, lo cual supone renuncias y sacrificios, pero que, si nuestra respuesta es positiva, encontraremos el gozo y la alegría de ser Hijos de Dios. La llamada de Abrahán, a los Apóstoles en la subida del Monte tabor y, sobre todo el ejemplo de Cristo. Llamada amorosa del Padre y respuesta fiel de nuestra parte. El Beato Manuel Aranda puede servirnos de ejemplo muy próximo en este seguimiento a la llamada de Dios: quería seguir a Cristo, aspiraba a ser sacerdote para servirle y entregó su vida por Dios por fidelidad en su seguimiento. Igualmente, Manuel, se mostró siempre cercano a los mas pobres y necesitados. La institución de San José de la Montaña mantuvo siempre un trato muy cercano con Monte Lope Álvarez y en especial con la familia del nuevo Beato; desde los tiempos de la calle Triana hasta ahora se ha valorado su testimonio y desde este momento podrán implorar su intercesión.
      Terminada la celebración de la Eucaristía, el presidente de la Asociación hizo entrega a la Madre Rosario, Superiora de la comunidad un cheque por valor de 6000 euros en medio de los aplausos de los asistentes. La Madre Rosario agradeció este gesto solidario de la Asociación. Manuel en su vida demostró querer a la gente especialmente a los mas necesitados de bienes, de afecto, de cultura y de vivencias de fe… se le encarga a la Comunidad de Madres de los Desamparados que este donativo sea una ayuda para hacer mas alegre y feliz, en lo posible, la vida de nuestros hermanos. 
 
 

Compartir: