LA HOAC publica el manifiesto “El trabajo es para la vida”, con motivo de la muerte de un trabajador en el campo

La Hermandad Obrera de Acción Católica la (HOAC) y el Secretariado diocesano de Pastoral Obrera, han hecho público un comunicado bajo el título “El trabajo es para la vida”, después de que el pasado 24 de junio falleciera un trabajador, de 31 años, vecino de Navas de Tolosa,  José María Marcos Rodríguez, atrapado por un árbol que se le vino encima mientras lo estaba talando, en el paraje conocido como Nava del Espino situado en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas de Jaén.

El manifiesto afirma que, Como trabajadoras y trabajadores, nos queremos unir al inmenso dolor de los familiares y allegados de José María, ofreciéndoles nuestra más fraternal solidaridad, y al mismo tiempo, expresar la rabia y la impotencia que sentimos, como personas del Mundo Obrero y como cristianos, ante esta lacra social que tan a menudo nos sacude. Nos solidarizamos porque el Evangelio nos lleva a ello: a mostrar nuestra cercanía y  a tenerlos presentes en nuestras vidas y oraciones.

A la vez, el manifiesto recuerda que con José María Marcos Rodríguez son ya cinco las personas fallecidas en el desempeño de su puesto de trabajo. La HOAC se hace eco de las denuncias de los sindicatos UGT, CCOO y SAT, que señalan la falta de formación del asalariado y que no se ha seguido un protocolo de seguridad” y que prima más la rapidez que la seguridad en el trabajo, que la formación de los trabajadores” al mismo tiempo que aseguran que el accidente que le costó la vida a José María Marcos Rodríguez podría haberse evitado-

El comunicado concluye denunciando, ”la injusticia que supone encontrar la muerte en el puesto de trabajo, cuando el trabajo es para la vida”. Igualmente, nos sentimos llamados porque  «el compromiso al servicio de la vida obliga a todos y cada uno. Es una responsabilidad propiamente “eclesial” que exige la acción concertada y generosa de todos los miembros y de todas las estructuras de la comunidad cristiana». (JUAN PABLO II, Carta enc. Evangelium Vitae, 79). El papa Francisco califica de  «atentado contra la vida humana y su sacralidad, la muerte en el trabajo, al no respetarse las mínimas condiciones de seguridad» (Audiencia General de 31 de mayo de 2015).

Compartir: