La HOAC de Jaén acompañará a las familias que no pueden hacer frente al pago de suministros básicos para poder vivir

La Hermandad Obrera de Acción Católica convocó el día 4 de febrero las 6 de la tarde en la parroquia de San Juan Bosco de Jaén a familias afectadas por la pobreza energética y a personas que las acompañan desde Cáritas y otras organizaciones para compartir el “Café del sábado” y dialogar sobre esta situación, en la que las familias afectadas han compartido cómo cuando se niegan unos mínimos vitales no se permite una vida digna y esto conduce al dolor y al sufrimiento.

El “Café del sábado” es un encuentro de la HOAC con familias que viven las consecuencias del paro y la precariedad, que nos lleva a ver la realidad sufriente que padecen, juzgarla a partir del evangelio  de la Doctrina Social de la Iglesia y a comprometernos a actuar en consecuencia para cambiar esta situación.

Los nuevos rostros de la pobreza: el paro, las familias sin recursos, las familias con dependencias, la inmigración… son la memoria viviente de Cristo y nos compromete a llevar la buena noticia a esas víctimas, a defender a los débiles y a hacerles un sitio en este sistema injusto.

En esta ocasión, las familias contaron, en la tarde del sábado, cómo han vivido sin suministros y sin recursos básicos, qué dificultades han sufrido y qué apoyos han recibido.

Esos testimonios de vida fueron acompañados por la palabra de esperanza desde nuestra fe cristiana: los suministros básicos son un derecho para poder vivir, la energía es un derecho fundamental para poder cuidar la vida y ese derecho no se puede vulnerar. Nadie puede vivir sin energía. Las compañías eléctricas no nos pueden robar y tenemos que conocer por qué es tan cara la energía siendo un derecho básico.

A continuación, una miembro de la plataforma por un nuevo modelo energético y concejala de JeC en el ayuntamiento de Jaén, Sara Martínez, nos contó que se está haciendo y habló de las reivindicaciones del manifiesto #NoMasCortesDeluz y de lo planteado en el ayuntamiento al respecto por su grupo municipal. Por último, compartimos lo que podemos hacer nosotros desde la unión y la organización, pasando por la formación y la exigencia pública de este derecho a la energía.

Finalmente nos comprometimos a denunciar cualquier caso que conozcamos en el que las familias estén sin luz, acompañarlas y exigir a la administración el restablecimiento del suministro. Nos comprometimos, asimismo, a participar activamente en las movilizaciones que se hagan para poner fin a la pobreza energética de las familias, en concreto, a asistir a la movilización del 7 de febrero en la capital, así como a realizar un curso de formadores en recibo eléctrico y ahorro energético en el mes de marzo.

Terminamos a las 8 de la tarde después de compartir el café y los dulces así como la convicción de que frente a la cultura individualista hay que confrontar la solidaridad y que frente al fatalismo está el compromiso y la responsabilidad ante los más débiles.

HOAC de Jaén
(Hermandad Obrera de Acción Católica)

Compartir: