La diócesis de Jaén prepara la celebración del año de la fe

Año de la fe     La diócesis de Jaén está dando los primeros pasos para la preparación de diversas actividades con motivo de la celebración del año de la fe. En este sentido, ya ha habido varias reuniones del vicario de pastoral, D. Francisco Rosales, con los delegados episcopales para dialogar sobre la base de un borrador de actividades. Este borrador, con los añadidos y aportaciones que se realicen, se estudiará en el consejo diocesano de pastoral y en otros consejos diocesanos.
     El Papa Benedicto XVI, a raíz del 50 aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II ha proclamado este año de la fe que dará comienzo el próximo 11 de octubre. La razón más específica la expone el Papa con las siguientes palabras: “la exigencia de redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo”, todo ello dentro de lo que se viene llamado “Nueva Evangelización”, que es en definitiva el gran reto de la Iglesia en este momento de la historia.
     La Congregación para la Doctrina de la Fe ha publicado al respecto una serie de indicaciones pastorales, algunas de ellas muy concretas, para que este año de la fe sea  vivido con intensidad en todas las diócesis y no quede diluido entre otras actividades.

     En la Diócesis de Jaén se viene poniendo en marcha un Plan de Pastoral titulado: “Evangelizar con nuevo ardor”, que en su segundo curso se centra específicamente en la familia como “ambiente insustituible para la transmisión de la fe”, junto con la celebración del 50 aniversario del inicio del Vaticano II. Con el material que se apruebe a nivel diocesano, la Iglesia de Jaén celebrará con intensidad este año de la fe. En palabras del vicario de pastoral, D. Francisco Rosales, la redacción de este proyecto de celebración del año de la fe “es un tema es muy importante, y que camina en una doble dirección: la Iglesia universal nos orienta y estimula, y la Diócesis se organiza y discierne con la ayuda del Espíritu Santo, siempre animada por la caridad pastoral”.

 

Compartir: