La Diócesis de Jaén participa en el encuentro anual de los COF de España

El pasado sábado, 18 de enero, tuvo lugar, en la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, un encuentro dirigido a orientar, formar y fortalecer la misión, la labor, la esperanza y el sentimiento de comunidad y familia, de todos los miembros integrantes de los diferentes Centros de Orientación Familiar de España, bajo la nomenclatura “fortaleciendo la identidad y misión de los COF en el inicio de una nueva década”. En él participaron diversos miembros del COF de Jaén.

Comenzó la jornada con la intervención de Doña Nieves González Rico, Licenciada en medicina, Máster en Sexología, Directora del Instituto Desarrollo y Persona de la Universidad Francisco de Vitoria, y Directora del COF diocesano de la Archidiócesis de Valladolid. Su brillante exposición se centró en la importancia de la misión preventiva y educativa de todos los miembros de los diferentes Centros de Orientación Familiar que al mismo acudieron, así como en la necesidad de ser conscientes de las fortalezas y los retos que a nivel individual se plantean en cada Provincia, en función de las necesidades de aquellas personas que a las mismas acuden, y en la importancia de promover los Talleres con jóvenes a nivel afectivo y sexual, a través de la impartición de cursos básicos de información y formación real, adecuada y responsable.

Tras su exposición llegó el turno del Doctor en filosofía y escritor, Don Xosé Manuel Domínguez Prieto, Director del COF Diocesano de Ourense y del Instituto de la familia, que recalcó la importancia del acompañamiento y la orientación familiar que desde los COF se realiza, destacando el valor cristiano que desde los mismos se brinda a la comunidad, y la necesidad de que tal acompañamiento sea de calidad, a través de personas formadas, conscientes de que entre todos constituimos un bastión fundamental en el acceso a las necesidades actuales de todos los miembros de las familias.

Llegó el turno de Monseñor Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares, que trató la identidad y misión de los Centros de Orientación Familiar y orientadores familiares de la Iglesia Católica,  así como el significado de los mismos como espacios de libertad de la iglesia y vida teologal, y la necesidad de no perder de vista el saber ético y estético de las intervenciones de los miembros de los COF, en relación a la dicotomía moral existente en nuestra sociedad, entre el sentido de la vida y el cientificismo.

Para concluir las intervenciones individuales, Don Martiño Rodríguez González, Doctor en psicología, terapeuta familiar y de pareja acreditado por la FEAP, e Investigador profesor del Instituto Cultura y Sociedad, ICS, de la Universidad de Navarra, expuso la más que sabida importancia de la buena función de los COF, del saber cuáles son los desafíos que los mismos se encuentran, tales como la óptima formación de su personal, la cultura contra-familiar que en la actualidad prima, y las leyes que limitan o dificultan la actividad de los Centros de Orientación cristianos de España.

Una vez finalizadas estas intervenciones, tuvo lugar un coloquio entre los expertos anteriormente mencionados, y en el que se concedió la palabra a todos aquellos intervinientes que quisieron exponer sus dudas, preocupaciones y preguntas ante el material expuesto.

Tras el descanso para el tan necesario almuerzo, se desarrollaron a lo largo de la tarde, múltiples talleres simultáneos impartidos por profesionales de la medicina, la educación, o la psicología entre otros, relativos a: “las habilidades básicas de la primera entrevista para una buena acogida y acompañamiento”, “el perdón, un final que es un comienzo”, “¿cómo entender la infidelidad? Abordar las heridas que ha provocado la infidelidad en la relación conyugal”, “acoso escolar y redes sociales”, “pornografía en el Siglo XXI”, “bajo la acción del espíritu… pero con un techo jurídico”, “la integración de la dimensión espiritual en la orientación familiar”, “fundamentos e intervención psicológica en casos de abuso sexual”, y “seminario sobre la formación en el reconocimiento de la fertilidad”.

En definitiva, esta crónica refleja una jornada de entrega, esfuerzo y ganas de seguir avanzando en la lucha por mantener el bienestar de la familia en general, y de todos sus miembros en particular, y en la creencia de que desde la fe y la esperanza continuaremos avanzando en los diferentes COF de España, a la hora de dar respuesta a las necesidades de todos aquellos que a los mismos acudan, esperando de nosotros algo más que una terapia familiar al uso, una perspectiva antropológica cristiana, inundada de valores, principios, empatía y amor al prójimo, tan difíciles de perpetuar en una sociedad tan consumista y superficial, que por desgracia hoy, prima.

Soledad Gay Anguita
COF Jaén

Compartir: