La Delegación de Enseñanza abre el curso con un concierto oración de Nico Montero

El sábado, 22 de septiembre de 2018, los profesores de Religión de Primaria y Secundaria de la Diócesis, juntos con profesores católicos de otras asignaturas, inauguramos el curso que comienza, en el Colegio Cristo Rey de la capital, al que  agradecemos su magnífica acogida.

Empezamos la jornada dando gracias a Dios por este nuevo curso con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Vicario de Evangelización, D. Juan Ignacio Damas, quien nos transmitió el afectuoso saludo de parte de nuestro Obispo, Don Amadeo.

WhatsApp Image 2018-09-22 at 11.17.43En la homilía, D. Juan Ignacio destacó la afortunada coincidencia de este encuentro con las Lecturas del día, en especial la del Evangelio, la “Parábola del sembrador”, pues en nuestro papel de educadores y, por eso, evangelizadores, también somos sembradores de la semilla del Reino. Debemos entender y valorar correctamente en su contexto las palabras de Jesús y trasladarlas a nuestra situación actual. Hay que “hablar del Reino”, predicar, sembrar, aunque los frutos no se vean en un corto periodo de tiempo, aunque algunas semillas se pierdan en el camino, o entre las piedras, la mayoría dará su fruto. Ese fruto depende en gran medida de Dios, y también de nosotros, evangelizadores, conscientes de las dificultades que se nos presentan, pero sabedores de que somos portadores de esa semilla que debemos entregar y, entonces, “el Señor nos dará el ciento por uno”. La celebración eucarística estuvo participada en las Lecturas, las preces y las ofrendas por los profesores de Religión de los distintos centros de la Diócesis.

Acto seguido, las más de doscientas personas asistentes, disfrutamos del concierto/oración ofrecido por Nico Montero, que fue presentado por nuestra compañera Ana Sanz.

Nico Montero, nacido en Huelva, trabaja actualmente como director en un instituto de Cádiz, es un educador incansable y, sobre todo, un hombre de fe. Lleva más de 28 años componiendo y cantando música religiosa, y todo lo recaudado con la venta de sus discos, tiene un fin benéfico.

Cada una de las canciones con las que nos deleitó y emocionado, ha sido introducida por el cantautor con testimonios de su vida personal y laboral, dando también muestras de su alegría y de su buen humor, nos ha recordado que Dios nos ha escogido para ser su Palabra y su Mirada, dejándonos el mensaje de que “para algunos de vuestros alumnos de la pública, sois el único abrazo de Dios en su vida”. Y que, a veces, vamos tan deprisa que nos olvidamos de lo importante, que es la gente, los hermanos, que tenemos al lado. Que cuesta entender el Evangelio, sobre todo esas palabras de Jesús, “ama a tus enemigos”. Que Dios nos quiere con locura, que es nuestro Pastor, y nosotros pastores de un montón de alumnos y nos ha emocionado con una canción con la letra del Salmo 23.

Ha terminado animándonos a vivir con plenitud,  “no sabemos ni el día ni la hora” y que “el tiempo es de Dios”. Seamos, pues, un regalo y no una carga para los demás.

Como despedida, la Delegada diocesana de Enseñanza, Dª. Celedonia Ortega, le ha hecho entrega de un olivo de plata como recuerdo de su paso por esta ciudad y como agradecimiento en nombre de todos los profesores que este día hemos tenido la inmensa suerte de contar con su presencia y sus canciones.

Teresa Quesada Colmenero
Profesora de Religión

Galería Fotográfica: “Apertura Curso Delegación de Enseñanza 2018”

Compartir: