La comunidad del Seminario se reúne para pedir por las vocaciones al sacerdocio

El pasado viernes nos reunimos, como cada mes, en la Capilla Mayor del Seminario para pedirle al Señor que nos bendiga con muchas y santas vocaciones al sacerdocio. El Evangelio del V Domingo de Cuaresma fue el eje en torno al cual giró la oración.

Frente al Santísimo Sacramento nos dejamos penetrar por misma mirada de misericordia y perdón con la que Jesús miró a aquella mujer adúltera. Nos acompañaron los integrantes del grupo Mabelé que con sus voces lograron elevar nuestros corazones para contemplar el Misterio de la Eucaristía. Dieron vida a la sentencia de san Agustín tantas veces repetida: “el que canta bien, ora dos veces”. Nos acompañaron también un grupo de jóvenes de la Parroquia de la Merced de Jaén, además de muchas personas que habitualmente son incondicionales a esta cita mensual.

Tras la oración compartimos un ágape fraterno entre todos los asistentes. Desde el Seminario queremos dar las gracias a todos los que nos acompañaron, bien presencialmente o bien rezando en sus parroquias o en sus hogares. Aunque nuestra oración vocacional tiene un tinte sacerdotal, nunca debemos de desistir en pedir al Señor por las vocaciones a todos los estados de vida.

Seminario diocesano

Compartir: