La comunidad de Guarromán celebra, junto al Obispo, el 250 aniversario de la liberación de su templo parroquial

El pasado día 1 de septiembre, nos reunimos como cada domingo,  en el día de Señor, pero en esta ocasión celebramos el 250 aniversario de la liberación de este templo parroquial de la Inmaculada Concepción de Guarromán.

Disfrutamos de la presencia de nuestro Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, que presidió   la  Eucaristía. Participaron, además, en la celebración, el Vivario General y Deán de la Catedral, D. Francisco Juan Martínez Rojas; D. Martín Rey, antiguo párroco de este pueblo, al que recordamos con mucho cariño, ya que su paso por aquí dejó huella; y, por supuesto, nuestro párroco D. Luis Juan Gallardo, que fue un regalo de Dios que viniese a Guarromán y por el que damos gracias a Dios, cada día, por tenerle entre nosotros.

Don Amadeo dio la bienvenida a todos los allí presente y recordó a todos  aquellos que fueron párrocos en nuestro pueblo, la mayoría fallecidos y otros que por circunstancias especiales no pudieron acompañarnos.

Nuestro Obispo se mostró muy feliz de poder acompañarnos en ese día, ya que era un momento importante para la comunidad cristiana de nuestra Diócesis. Además, aseguró que  era importante recordar nuestro  Bautismo, al igual que de aquellos primeros bautizados, que aparecen inscritos en el primer libro de  Bautismo que se encuentra en el archivo parroquial. Asimismo, nos dijo que teníamos que recordar tres cosas: Primero, que el Bautismo es él Sacramento por el cual el hombre nace hacia la vida espiritual. Segundo, que por medio del agua y la invocación a la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo somos incorporados a formar parte de la Iglesia. Tercero, que en estos momentos tan difíciles estábamos llamado a Evangelizar y a ser participes de su Misión.

Durante su homilía hizo un recorrido histórico de cómo fue la  llegada de aquellos primeros colonos alemanes a nuestro pueblo. Las nuevas poblaciones de Sierra Morena fueron fundadas por el Rey de España, Carlos III. Nos remontamos a los años 1769 año de gracia y tiempos difíciles para emprender un  largo viaje. Debió ser  toda una aventura, teniendo que soportar grandes dificultades, dejando atrás sus hogares, familias, amigos, enseres, todo aquello que poseían y fue, parte de su  vida. Llegaron gentes de diferentes lugares, culturas, dogmas  por ejemplo protestantes y ante tanta adversidad no fue un inconveniente para la convivencia entre ellos. El Rey a cada uno de aquellos colonos que llegaba a nuestro pueblo, les iba regalando un trozo de tierra para poder trabajarla y poder comer de los frutos que recogían, esto les permitiéndole  comenzar una nueva vida.

El Obispo,  conmemoró  a esos primeros cristianos  que compartían  la fe en Jesucristo y que su asentamiento en Guarromán no hubiese sido igual,  sin ese amor a Cristo y sin esa devoción tan arraigada a la Santísima Virgen, que lo engendró y llevó a sus entrañas. Por eso, en ese día celebramos y conmemoramos a cada uno de aquellos  Cristianos que a su llegada le recibieron en la Iglesia.

La Iglesia quiso encarnarse en esos primeros colonos y, también, en aquellos primeros Pastores de la Iglesia  que eran los Obispos, en tiempos de adversidades y llenos de dificultades. No  resultó tarea fácil. La Iglesia dedicada, es imagen de la comunidad, en ella nos reunimos y es nuestra casa de oración, pero la casa de Dios somos nosotros mismos, por eso nos vamos dedicando esta vida para ser consagrados al final de los tiempos.

Fue un domingo muy especial, la Eucaristía  nos llenó el alma y al terminar la celebración, todos aquellos que quisimos, disfrutamos de una comida en familia y conmemoramos a aquella primera comunidad cristiana de Guarromán, que compartían sus tierras, sus hogares, su vida y su fe.

Gracias a  cada uno de las personas que estuvisteis presentes en esta Eucaristía  y a todas aquellas que participasteis con tanto amor.  Y, por supuesto, gracias a Dios por regalarnos ese día tan maravilloso.

Virginia Moreno Ruiz
Parroquia de la Inmaculada Concepción de Guarromán

Galería fotográfica: «250 aniversario de la liberación del templo parroquial de Guarromán» 

Compartir: