La Aparición se celebrará pero con grandes medidas de prevención frente a la COVID-19

Como cada año, la noche del 11 al 12 de agosto, se rememora la «Aparición» de la Virgen de la Cabeza al pastor Juan de Rivas.

Una fiesta que hunde sus raíces en la devoción mariana a la Reina de Sierra Morena y que este año cumple su 793 aniversario. Debido a la pandemia y a las normas impuestas por las autoridades, la celebración se llevará a cabo, pero radicalmente distinta a la que reúne en el Cabezo a miles de personas cada año.

En este caso, la Comunidad de Padres Trinitarios que custodia la Basílica y la imagen de la Virgen, junto con la Junta de Gobierno de la Cofradía Matriz ha decidido adelantar a las 21:30 horas la celebración eucarística. Ésta, a diferencia de años anteriores, no tendrá lugar en el exterior, sino en el interior de la Basílica Santuario, a puerta cerrada para controlar el aforo, permitido en la actualidad en un 75% de la ocupación total del templo.

También, han decidido que para evitar cualquier tipo de aglomeraciones innecesarias y desaconsejadas por las autoridades sanitarias, al finalizar la Eucaristía el Santuario se cerrará hasta el día 12 de agosto en su horario habitual. A la vez que hacen un llamamiento apelando a la responsabilidad y coherencia de devotos y cofrades para que no suban de forma masiva al poblado del Santuario de la patrona de la Diócesis.

La Eucaristía estará presidida por el Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas y concelebrada por los padres trinitarios. Además, se emitirá en directo para toda Andalucía por 7 TV de Jaén para que desde los hogares de los fieles devotos pueda recordarse, con agradecimiento, la Aparición de la Santísima Virgen de la Cabeza a un humilde pastor la noche del 11 al 12 de agosto de 1227.

 

Compartir: