José Bellido recibe, de manos del Obispo, la admisión a órdenes

La recoleta y hermosa capilla de los seminaristas acogió la admisión a órdenes de José Bellido Salas, que será ordenado Diácono Permanente el próximo 21 de diciembre, en la Parroquia de La Asunción de su localidad natal, Porcuna.

El Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, presidió la celebración eucarística, en la que participaron el Rector y Vicerrector del Seminario, los responsables de Servicio de Diaconado permanente, el párroco de Porcuna, los dos diáconos permanentes, los seminaristas y la familia y amigos de José Bellido.

Durante su homilía, el Obispo hizo referencia a la Palabra de Dios proclamada, afirmando, «estamos en tiempo oportuno para abrir nuestra vida y nuestro corazón al Señor que viene». Para añadir, «el Señor viene cada día a nosotros, toma la iniciativa, está siempre disponible».

Después, Don Amadeo, haciendo referencia al Congreso en el que ha participado en días pasados en el quinto aniversario de Evangeli Gaudium, recordó que todos los cristianos debemos aspirar a la santidad. «La santidad no es cosa de unos pocos», expresó el Prelado, a la vez que recordó que el camino para alcanzar la santidad, como propone el Papa Francisco, son las Bienaventuranzas. En este sentido expresó que llegar a ser santos «no depende de nosotros, sino de quien viene a nosotros. La santidad no la hacemos nosotros, la hacen en nosotros. Creed que se podéis llegar a ser santos. Creyéndonos que podemos ser santos, se podrá ser un servidor de Evangelio y un servidor de Cristo, convincente», añadió el Obispo. Y continuó, «para ello es indispensable la confianza en Cristo Jesús, siempre, en cualquier momento y circunstancia de nuestra vida. Confiamos porque aceptamos una verdad incuestionable, que somos frágiles. Porque nuestra fortaleza está en Cristo Jesús».

Sus últimas palabras estuvieron dedicadas al futuro diácono permanente. «Tú has pedido ser ordenado diácono, porque el Señor te ha llamado. Y ahora la Iglesia te anima, ¡adelante!. La Iglesia te acepta no por tus cualidades, sino porque hemos sabido leer tu vida y en tu vida hay confianza en el Señor y humildad».

Al concluir la homilía, el Prelado del Santo Reino hizo el escrutinio al futuro diácono permanente para saber si era digno de la admisión a órdenes. Después, José Bellido se postró de rodillas para ser bendecido por el Obispo.

El futuro diácono permanente ya recibió el ministerio laical del lector en julio de 2017 y el del acolitado el pasado año. José Bellido es miembro activo de su parroquia  y  en la que viene trabajando desde hace muchos años, junto a su esposa Magdalena Cobo García, en la catequesis, en la pastoral familiar, en la pastoral con enfermos y en cuantas tareas se le han encomendado en Porcuna y también en la cercana Higuera de Calatrava.

Es Licenciado en Biología y trabaja como mecánico de Heineken-Jaén. Durante los años que ha estado asistiendo a este Servicio Diocesano para el Diaconado Permanente, desde el curso 2013-2014,  ha realizado también sus estudios de Teología en el I.S.C.R. “San Dámaso”, en su extensión de Jaén.

Será ordenado diácono el 21 de diciembre, por el Obispo, convirtiéndose en el tercero con el que cuenta la Diócesis, junto a Jesús Beltrán y Andrés Borrego.

 

Galería Fotográfica: «Admisión a órdenes de José Bellido»

Compartir: