Jaén «abre la puerta» al Obispo Don Sebastián, que mañana comenzará su episcopado

El frío de esta mañana en Noalejo no ha impedido una calurosa recepción al Obispo electo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, que llegaba al primer pueblo de la provincia, frontera con Granada. Allí era recibido por el párroco, el Consejo Episcopal; los sacerdotes del Arciprestazgo de Mágina y un numeroso grupo de fieles.

Daban las diez y repicaban las campanas de la parroquia de la Asunción de Nuestra Señor para dar la bienvenida al nuevo Prelado del Santo Reino, después de saludar a los presbíteros entraban al templo. Su primera parada ha sido en la capilla del Santísimo, donde Monseñor Chico Martínez se ha arrodillado a orar.

A continuación, se ha dirigido a los fieles y sacerdotes congregados. En sus primeras palabras ha expresado, “Os pido que me abráis la puerta a esta iglesia a la que voy a servir y también que me abráis vuestro corazón. Vengo a esta Diócesis a servir y cultivar esta tierra, a que caminemos juntos”. En este sentido, Monseñor Don Sebastián Chico ha afirmado, “vengo a esta Diócesis en nombre del Señor, como sucesor de los apóstoles, vengo a hacer lo que el Señor mes está pidiendo, en el servicio a todos, en particular a los más necesitados”. Por último, ha rogado que que se pida por él, “que desde mañana, con el inicio de mi episcopado, comenzaré a lavaros los pies a cada uno de vosotros en el servicio de la caridad”.

El párroco ha entregado varios presentes a Don Sebastián. Una reproducción de la patrona de Noalejo, la Virgen de Belén; un rosario; una medalla de la Cofradía de la Virgen de la Cabeza, con gran devoción en esta localidad y productos del lugar. Después, el Vicario General le ha presentado a todos los sacerdotes congregados. Para, a continuación, partir hacia el cerro del Cabezo a presentarse ante la Morenita.

Ya en la Basílica Santuario de la patrona de la Diócesis, la Virgen de la Cabeza, Don Sebastián se ha postrado a sus pies, donde ha pedido la intercesión de la Madre de Dios en su ministerio. En el Santuario lo aguardaban los sacerdotes de la ciudad de Andújar, la comunidad de Padres Trinitarios; el alcalde de la ciudad; la Cofradía Matriz, con su presidente a la cabeza, así como un grupo de fieles que han querido estar presente en ese encuentro entre el nuevo Prelado jiennense y la Santísima Virgen de la Cabeza. El Obispo electo ha agradecido las muestras de cariño y ha afirmado que llegaba al Cerro como un niño que busca “el chocolatín del cielo”. Antes de despedirse, la comunidad trinitaria le han hecho entrega de una reproducción en plata de la reina de Sierra Morena. Por su parte, la Cofradía matriz le ha impuesto la medalla de la Hermandad y le han dado algunos estadales.

 

Galería fotográfica: «Llegada a Jaén del Obispo Don Sebastián Chico Martínez»

 

Compartir: