Inicio del curso en el Colegio Diocesano “La Inmaculada” de Linares

     El Sr. Obispo de Jaén ha presidido la Eucaristía de inauguración del curso del “nuevo” Colegio Diocesano de la Inmaculada en Linares. El pasado Junio, la Congregación de las Siervas de San José comunicaban el cierre de su comunidad en Linares y, por consiguiente, dejaban la titularidad del colegio en el que durante sesenta años han estado desarrollando su labor. La falta de vocaciones en la vida religiosa en general está provocando el cierre de muchas comunidades religiosas en nuestra diócesis y en muchos lugares de nuestro país.

     La comunidad educativa de “la Inmaculada” dejaba atrás estas seis décadas de carisma docente en Linares. Precisamente durante los últimos quince años ha tenido lugar la beatificación y posterior canonización en Roma de su fundadora “Bonifacia Rodríguez de Castro”.
     De este modo el colegio comienza una nueva andadura pasando a ser “Colegio Diocesano”. Una nueva experiencia en Jaén ya que, a diferencia de otras diócesis, toda la labor educativa de centros religiosos concertados en la provincia ha recaído en diversas congregaciones religiosas.
     Por esta razón el Sr. Obispo de Jaén quiso estar presente en el primer día de trabajo en el colegio para alentar al profesorado a continuar con esta obra con ilusión y alegría. Todos conocemos la importancia de la educación en estos momentos en nuestra sociedad, por tanto, el trabajar en un colegio diocesano constituye un reto de evangelización muy importante para nosotros, comentaba Don Ramón en su homilía.
     El Sr. Obispo manifestó el apoyo incondicional para esta nueva obra por la que la Diócesis está muy ilusionada y trabajando desde el primer día por el buen funcionamiento del centro que desde siempre, ha sido uno de los centros educativos referentes en la ciudad.
Compartir: