I Encuentro Diocesano de Novios: “De Romeo y Julieta al a Amoris Laetitia”

El Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, recibió, en la tarde del sábado, a 66 novios, de distintas localidades de la Diócesis, a quienes trasmitió la firme determinación de la Iglesia por hacerse presente en todas las realidades y circunstancias humanas. Con gozo, la Iglesia quiere estimular, orientar y ayudar a esos jóvenes, que en la etapa final de su noviazgo, se disponen a decir un “sí” para siempre, y a quienes el Obispo exhortó a profundizar en el verdadero sentido del amor, del compromiso y de la grandeza y riqueza de la vida conyugal, que en breves fechas todos los presentes se disponen a iniciar.

El Encuentro diocesano de Novios, que se celebra por primera vez en la Diócesis, ha pretendido ser una jornada de reflexión, participación y convivencia en vísperas del día de San Valentín, que muchas veces, como indica el Papa Francisco, es mejor aprovechado por los comerciantes que por la creatividad de nuestras iniciativas pastorales. Los participantes, procedentes de 26 parroquias de toda la Diócesis, siendo las parroquias de Martos, de Pegalajar y la de la Merced de Jaén las que más novios enviaron, presentaban una edad media de 29 años, con una duración media de noviazgo de siete años y medio.

El evento, celebrado en la Iglesia de la Merced, de Jaén capital, comenzó con una charla bajo el lema “Lo que Romeo y Julieta se perdieron” en la que los novios profundizaron sobre las etapas del amor y los aspectos más característicos de cada una de ellas. Un recorrido que abarcó desde el amor romántico, ese basado casi exclusivamente en lo sentimientos, hasta el amor espiritual, donde se ponen en juego todas las esferas de la persona desde la genitalidad, pasando por el ámbito de los sentimientos, hasta el aspecto de la voluntad y de la espiritualidad, fundamentado en una decisión firme, decidida y consecuente.

Posteriormente, en la Capilla, Don Amadeo, tomando como base el conocido himno de la Caridad de San Pablo a Corintios, les dedicó a los novios unas palabras de ánimo desde “la profunda alegría que le suponía constatar que el ‘milagro del amor’ entre el hombre y la mujer se sigue haciendo presente en muchos jóvenes, que habiendo empezado ya un camino de conocimiento mutuo y comprensión,  se encuentran seguros para dar el paso definitivo en el matrimonio a un amor para siempre, desde una decisión libre, generosa, pensada, valiente”… En sus palabras, les recordó que “la fidelidad en el matrimonio cristiano es también un don de Dios, y que es necesaria la gracia de Cristo para que el egoísmo, la rutina, los imprevistos, las dificultades no empañen y debilite el amor”. Tras unos momentos intensos de oración el Obispo diocesano, bendijo el amor de los presentes, saludándolos personalmente, uno a uno,  y entregándoles un pequeño recuerdo del encuentro y unas frases de la exhortación del Papa Francisco, Amoris Laetitia.

Tras reponer fuerzas con una chocolatada, los novios que participaron en este encuentro tuvieron la oportunidad de disfrutar de una visita romántica por el casco antiguo de la capital, de la mano de la guía turística Eva Mª de Dios. Gran colofón a esta jornada organizada por la Delegación Episcopal de Familia y Vida con la intención de celebrar de otra forma el día de San Valentín.

Galería Fotográfica: “I encuentro diocesano de Novios 2018”

Compartir: