Homilías de los Domingos 30 de mayo y 6 de junio de 2010

SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD –  CICLO C (30 de mayo de 2010)
El Espíritu os guiará hasta la verdad plena
Dios nos quiere asomar hoy al interior de su vida más profunda; nos quiere revelar su genuino modo de ser; nos quiere introducir en el misterio de su intimidad personal. Por ser Dios, es único. Pero no está solo. En sí mismo y desde siempre, Dios es una familia. Siempre fue Padre e Hijo unidos en el mismo Espíritu. Dios es así. Lo sabemos, porque el Hijo se hizo hombre y nos lo reveló; lo creemos, porque el Espíritu nos impulsa a confesarlo.
Descargar Homilía del Domingo 30 de mayo de 2010

SOLEMNIDAD DEL «CORPUS CHRISTI» –  CICLO C (6 de junio de 2010)
Comieron todos y se saciaron
En este domingo, día de la Resurrección del Señor, celebramos su nueva y permanente presencia entre nosotros bajo los dones eucarísticos. Jesús quiso escoger el pan y el vino como sacramento de su victoria sobre el pecado y la muerte; como signo de su triunfo pascual; como alimento de la vida eterna a la que nacemos por el Bautismo.
Descargar Homilía del Domingo 6 de junio de 2010

Compartir: