Gesto de Solidaridad con nuestros hermanos inmigrantes

 Parroquia de San Juan Bosco

Tal como estaba previsto, la Comunidad Parroquial de San Juan Bosco ha desarrollado en la mañana del domingo 30 de noviembre el Gesto de Solidaridad con nuestros hermanos inmigrantes. Debido a las inclemencias del tiempo, el acto ha tenido lugar dentro de la capilla de la Parroquia una vez celebrada la Eucaristía, en lugar de en la puerta como se había anunciado anteriormente.
Ver Fotos del Acto Solidario

Tras desplegar una pancarta en la que se podía leer la frase evangélica “…fui extranjero y me acogisteis…” (San Mateo 25,35), se expusieron testimonios de vida de distintos trabajadores inmigrantes, testimonios que han puesto bien de manifiesto la crudeza de las condiciones que han de soportar en nuestra ciudad.

Posteriormente, Juan Francisco Rubio García, párroco de San Juan Bosco ha dado lectura al Manifiesto en solidaridad con los inmigrantes temporeros de Jaén,  que reproducimos íntegramente a continuación,  y que fue acogido con un caluroso aplauso, muestra clara de la solidaridad de los asistentes con lo expuesto  en dicho manifiesto y del compromiso de todos en dirigir nuestros esfuerzos en acciones que dignifiquen la existencia y mejoren las condiciones de vida y trabajo de los inmigrantes que se han desplazado a nuestra capital para trabajar en la campaña de aceituna.

MANIFIESTO
GESTO   DE   SOLIDARIDAD
CON  NUESTROS HERMANOS  INMIGRANTES
DOMINGO 1º DE ADVIENTO.  30 DE NOVIEMBRE DEL 2008
                                                 “…fui extranjero y me acogisteis”  (Mt  25, 35)   

El  ADVIENTO que hemos iniciado con la celebración de la Eucaristía, nos  prepara para hacer memoria de la presencia liberadora de Jesús en nuestras vidas y nos invita a mirar al futuro con ESPERANZA.

Es el momento de avanzar por los caminos  de la paz, de la justicia, de la igualdad… De  allanar los caminos de tantos hermanos que sufren la crueldad de un sistema económico feroz. De  mirar nuestra realidad con los ojos empapados de esperanza y buscar las soluciones más humanas y más cristianas.

Con esta finalidad estamos aquí congregados los miembros  de la  comunidad Parroquial de San Juan Bosco.  Para  mirar  con esperanza  la  realidad  de nuestros hermanos INMIGRANTES  y  dar  la  respuesta  más humana y más cristiana.

La realidad es que, una vez más, con la llegada de la aceituna  vuelve a presentarse con toda su crudeza la  crítica situación  que padecen los inmigrantes que vienen a trabajar a Jaén, a ganarse la vida.
Y una vez más la respuesta de los organismos oficiales sigue siendo insuficiente.

Ante la insistencia  en el Ayuntamiento del SAT, desde mitad de Noviembre,   se abrió  el Albergue de Temporeros de la capital con capacidad para 200 plazas. Medida que se vio desbordada  por la llegada masiva de inmigrantes.  Dándose una lamentable  situación  de  más  de un centenar de trabajadores inmigrantes durmiendo a la intemperie.  Esto  movió a un buen grupo de voluntarios y  miembros de nuestra Parroquia (pertenecientes a Caritas, HOAC, Fundación Proyecto Don Bosco, Salesianos Cooperadores, etc……) a dar una respuesta humanitaria a esta situación. Movilizando a otra gente de la  Parroquia  que ofrecía  ropa de abrigo, mantas, leche…

Ante la dramática situación vivida  se abrió el antiguo Albergue que ya estaba en desuso  y  que teniendo  una capacidad  para 100 , alberga  más de 170 personas.  A  Caritas  diocesana se  le
encargó la atención de este recurso. La avalancha de temporeros no cesa. Las camas que hay disponibles no son  suficientes.  

Ante esta situación de los inmigrantes, independientemente de su situación legal, pedimos que sean tratados como personas con dignidad:  “Un trato digno, un lugar digno”   Y  exigimos  a  las autoridades competentes que  pongan en  marcha  más recursos. Que puedan disponer los inmigrantes  de alojamientos con capacidad suficiente. Que se asuma esta realidad con todas las consecuencias,  de manera que la atención humanitaria a estos trabajadores se convierta en una prioridad.  

Así mismo, animamos a  todos  los miembros de nuestra Comunidad  Parroquial  a  seguir estando presentes, viviendo en nuestra propia carne esta  realidad para  aportar a estas personas el calor humano  y  la atención  material que requieran.  Pongamos en práctica lo que el  evangelio nos propone: “porque  fui extranjero y me acogisteis”.  Mejorar en todo lo posible los dispositivos que patrullan por las noches,  bien coordinados con Caritas  Interparroquial. Y buscar juntos las  vías de  actuación más idóneas.

Finalmente animamos a todos los cristianos de Jaén a vivir la solidaridad con los trabajadores inmigrantes, acercándonos a su situación, haciendo gestos concretos  a favor de los más desfavorecidos,  que son los preferidos de Dios. Será la mejor forma de preparar nuestra  Navidad.
                                                              
                                                                                        JUAN FCO RUBIO GARCÍA  SDB
                                                                                             Párroco de San Juan Bosco

Compartir: