Formación y reflexión en la II Escuela de Otoño de Cáritas Diocesana de Jaén

La ponencia de Vicente Altaba, hasta ahora Delegado Episcopal de Cáritas Española, abre la cita, con una participación de unas 150 personas de toda la Diócesis

El Seminario Diocesano de Jaén acoge, durante este fin de semana, la II Escuela de Otoño de Cáritas Diocesana de Jaén. Unas 150 personas, la mayoría de ellas voluntarias de Cáritas en la Diócesis jiennense, se forman y reflexionan a través de las diversas ponencias y talleres que conforman el programa, organizado por el equipo de Animación en el Territorio. Todos ellos vinculados estrechamente a la acción caritativa y social que desempeña esta institución de la Iglesia. El hasta ahora Delegado Episcopal de Cáritas Española, Vicente Altaba, fue el encargado de inaugurar la escuela con su ponencia “El servicio de la caridad, camino privilegiado de santidad, según Gaudete et exsultate”.

El sacerdote desgranó, durante su intervención, la exhortación del Papa Francisco, en la que “llama a la alegría y a cuidar la espiritualidad para vivir la santidad”. Explicó a los asistentes que están “llamados a ser santos”, por lo que deben estar alegres. Abundó en que “hay muchos caminos para llegar a la santidad”, pero subrayó que hay un camino seguro de discernimiento, que no es otro que el de la caridad. Recordó que Francisco defiende que “la santidad no es sino la caridad plenamente vivida”. En la misma línea, señaló que la santidad, según se recoge en la exhortación, “es inseparable de la construcción del reino y de la lucha por la justicia y la paz”. Uno de los aspectos más destacados de la ponencia, en el que hizo hincapié, de una manera especial, fue en que el compromiso caritativo y social requiere, obligatoriamente, del cuidado de la espiritualidad. “Uno de los peligros que corremos es caer en el activismo. Francisco nos ha dicho con toda claridad que no sirven las praxis sociales sin un espacio interior que dé sentido al compromiso. Necesitamos pues descubrir la mística, la espiritualidad del compromiso caritativo y social”, defendió Altaba. Alertó del peligro que supone despojar a Cáritas de esa espiritualidad y convertirla en otra ONG. En la misma línea, manifestó que “el camino de la espiritualidad que conduce a la santidad está en las Bienaventuranzas”.

Vicente Altaba aportó algunas notas de la santidad reflejadas en la exhortación del Papa Francisco para vivirlas en el compromiso social, como “aguante y paciencia, alegría y sentido del humor, audacia y fervor, discernimiento, trabajo en comunidad, sostenidos en la oración, despiertos y vigilantes frente a mal”. Concluyó su intervención ante los participantes en la II Escuela de Otoño con una llamada a la santidad desde el compromiso caritativo y social con palabras del Papa Francisco: “No te desalientes, porque tienes la fuerza del Espíritu Santo para que sea posible, y la santidad, en el fondo, es el fruto del Espíritu Santo en tu vida”.

Experiencia de Cooperación

El director del Hogar Santa Clara y responsable del Programa de Personas en situación de Sin Hogar, Álvaro Montejo, protagonizó la segunda ponencia de la jornada. En ella, desgranó su experiencia como voluntario internacional en Ecuador de la mano de Cáritas Española. En concreto, en Macas, la capital de la provincia ecuatoriana de Morona Santiago. Su inquietud en el ámbito del voluntario internacional se materializó de la mano de la Fundación Chankuap, impulsada por los salesianos en la ciudad ecuatoriana de Macas. Su labor consistió en el acompañamiento y el seguimiento psicopedagógico de niños y adolescentes en la Casa Padre Silvio Broseghini. En la charla, explicó sus vivencias como voluntario internacional y la transformación que supuso para su vida el periodo en el país ecuatoriano. Instó a vivir desde la corresponsabilidad que permita la eliminación de la pobreza y la esperanza de una vida digna del ser humano.

La primera jornada continuó con cuatro talleres formativos, especialmente dirigidos a voluntarios y trabajadores de Cáritas Diocesana de Jaén. En concreto: “Cuidarnos para cuidar”, “Cuidado de la casa común”, “Herramientas para la motivación de la entrevista” y Acompañando la soledad de nuestros mayores”.

Compartir: