Familias de Jaén en el Máster de Pastoral Familiar

     Cuatro familias de nuestra Diócesis, siguiendo el itinerario previsto en el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Juan Pablo II, cuya misión principal es profundizar cada vez más en el conocimiento de la verdad del matrimonio y la familia, han participado el pasado fin de semana del 11 al 13 de octubre en la Casa Diocesana de Ejercicios de Betania de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) en la sesión de otoño. 

     El fin de esta especialidad universitaria es ofrecer a sus alumnos una formación interdisciplinar sobre el matrimonio y la familia que les permita comprender el sentido de la vocación al matrimonio, capacitándolos así para colaborar en el trabajo por la familia en las distintas diócesis, parroquias, asociaciones o movimientos apostólicos.
     Este encuentro se ha centrado en «La integración del amor y el don del Espíritu», tema enmarcado dentro del Modulo Moral del Máster. El tema fue impartido por el Dr. D. Juan de Dios Larrú, DCJM, Decano y Profesor de la sección española del Instituto Juan Pablo II, Profesor de la Facultad de Teología de San Dámaso y Presidente de la Asociación Persona y Familia.
     Comenzamos profundizando en el desafío de la «Cultura Pansexual», centrada en la absolutización de la sexualidad, cultura caracterizada por una identificación, reduccionista, de la sexualidad con la genitalidad. Como consecuencia de esta cultura imperante en todos los ámbitos de la sociedad la sexualidad viene considerada como «objeto de consumo» y en la cual se sublima el relativismo de la libertad individual. Una vez analizada esta realidad nos adentramos en la «Verdadera Vocación del Amor»; las dimensiones del mismo y la relación entre sexualidad y felicidad. Concluyendo con unas reflexione sobre «Aprender a Amar», donde pudimos adentrarnos en el verdadero valor del pudor y el valor de la persona, la riqueza de la unión conyugal y otros temas de actualidad como las la identidad sexual, las relaciones contraceptivas, la virtud de la castidad en nuestro tiempos y  la fecundación artificial, entre otros. 
     Una vez más los niños participaron en el encuentro de una forma muy activa, ya que mientras los padres y madres estamos en las clases, ellos acompañados de unos estupendos monitores profundizaron en las catequesis, que en la oración de la mañana se les presenta, mediante actividades, juegos, y sobre todo el compartir de unos con otros.  
     Aunque para los mayores pocos son los momentos de asueto, éstos se aprovechan para compartir las distintas propuestas pastorales que en el campo de la Pastoral de la Familia y la Vida se están desarrollando en las distintas diócesis. 
     También a destacar en estos encuentros la existencia de un Servicio de Librería en el que se exponen y comentas las últimas novedades editoriales en estos campos. 
     Las Eucaristías, le celebración de la Hora Santa, el Rosario de las Familias y de la celebración del Sacramento de la Reconciliación hace que los participantes volvamos enriquecidos y con «las pilas puestas» también en los espiritual, para seguir profundizando y poniendo en marcha nuevos proyectos que intentan dar respuesta a los grandes retos que se plantean en esta Pastoral de la Familia y Vida.
Ricardo Cobo
 
Compartir: