El Seminario celebra una nueva convivencia vocacional `Manuel Aranda´

Por tercera vez en este curso, el Seminario Diocesano de Jaén organizaba una nueva convivencia vocacional `Manuel Aranda´ los días 16 y 17 de febrero, esta vez titulada `La mujer del siglo XXI: ni independiente, ni segura, ni con voz´, centrada en la campaña de Manos Unidas de este año.

Un grupo de jóvenes de diferentes puntos de nuestra Diócesis se daban cita en el Seminario para comenzar una nueva convivencia vocacional en torno a Cristo.

Comenzábamos el sábado por la mañana con la acogida y continuábamos con una pequeña oración para ponernos en presencia del Señor y una catequesis, en la que se les presentaba la labor que realiza Manos Unidas en todo el mundo y la figura de la mujer en los países del tercer mundo. También hubo momentos de deporte, juegos y cine; y momentos de testimonios misioneros de seminaristas de los cuales departieron con los jóvenes y mostraron sus experiencias personales. El sábado por la noche presentamos al Señor nuestras peticiones y compartimos nuestras experiencias obtenidas en el día en una vigilia de oración y posterior `cena del hambre´, en la cuál un bollo de pan y aceite fueron los alimentos. El domingo hubo momentos de oración en comunidad, celebración de la Eucaristía y ocio; terminando la convivencia con el almuerzo y despedida de los jóvenes.

Ha sido un fin de semana muy completo, lleno de diferentes actividades, en el cuál le hemos intentado inculcar la labor misionera y la labor que organiza la ONG `Manos Unidas´, este año centrada en la figura de la mujer. Unos días llenos de oración y acompañados en todo momento por la presencia y la gracia que el Señor nos transmite.

Qué bonito es hacer fraternidad con los demás. Gracias a todos por venir y esperamos que los frutos obtenidos en esta convivencia os sirvan para fortalecer vuestra fe y para dar testimonio de ella.

Si Tú también sientes esa llamada y esa inquietud por conocer y acercaste más a Jesús, no dudes en venir a la próxima convivencia, te esperamos.

Paz y Bien.

Seminario Diocesano de Jaén

Compartir: