El profesorado de Religión comienza un nuevo curso aprendiendo a educar desde el amor y para el amor

El pasado sábado, 16 de septiembre, el profesorado de Religión, convocado por la Delegación diocesana de Enseñanza, nos congregamos en el  Seminario diocesano para celebrar la apertura del curso académico 2017-2018.

La jornada comenzó a las 10h de la mañana, “de la mejor forma que podemos comenzar nuestra misión, poniéndola en las manos del Señor”, como nos dijo en la homilía D. Juan Carlos Córdoba Ramos, Delegado Episcopal de Vocaciones y Vicerrector del Seminario. Por eso lo primero fue celebrar la Eucaristía, donde Cristo se ofrece por amor  a  todos sin condiciones y nos fortalece para que podamos amar también nosotros a los demás. En nuestro caso a nuestro alumnado, especialmente. La Eucaristía excelentemente preparada por el grupo de profesores de Úbeda y Baeza, estuvo presidida por D. Juan Carlos, al no poder estar, por razón de fuerza mayor, nuestro Obispo Don  Amadeo, tal y como estaba anunciado; acompañándole el sacerdote y compañero D. Mariano Peralta y el diácono  permanente D. Jesús Beltrán, ayudados por algunos de nuestros seminaristas.

Providencialmente el Evangelio del día nos ofrecía las siguientes palabras de Jesús:
“No hay árbol bueno que dé frutos malos, ni árbol malo que dé frutos buenos…de la abundancia del corazón habla la boca”. Don Juan Carlos, con una sonrisa siempre en su rostro, nos mostró lo importante que es nuestra misión, que hay que vivirla con alegría y como vocación, siendo Luz para nuestros alumnos, a los que tenemos que ayudar a descubrir el sentido de su vida y la plenitud de su persona, mirando a Cristo, Dios hecho hombre que nos muestra lo que estamos llamados a ser. Que no nos desanimemos si no vemos los frutos cuando quisiéramos y que tengamos mucha paciencia con nuestros alumnos, como él percibió de sus maestros también. Dándonos ánimo y transmitiéndonos su entusiasmo en todo momento. Desde aquí y en nombre de todos, Gracias Juan Carlos por tus palabras salidas de un corazón que se ha dejado tocar por el Señor, y que ha reflexionado y valorado a los educadores que has tenido a lo largo de tu vida.

A continuación, pasamos al salón de actos donde nuestra Delegada  Episcopal de Enseñanza, Dª Celedonia Ortega tuvo unas breves palabras de bienvenida y presentó la conferencia, “Educar para el amor. Materiales y herramientas para el aula”, que ofreció  D. Herminio Otero, Licenciado en Teología y en Ciencias de la Información, quién fue presentado por nuestro compañero y amigo D. Enrique Víboras, quien destacó su valiosísima aportación al mundo de la educación por la cantidad de materiales que ha elaborado y editado. A lo largo de toda su intervención ha estado interactuando con nosotros, presentándonos diferentes recursos que potencien la reflexión entre nuestro alumnado, que les ayude a saber expresar sus sentimientos, lo que piensan, cómo lo viven, potenciando su autoestima y que sean ellos mismos portavoces y constructores de su propia vida y personalidad. Nos ha llamado la atención sobre el talante con el que hay que llegar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes “llegar a clase siempre con una sonrisa aunque nos duela todo”, porque ellos necesitan de nuestra alegría, necesitan que se les mire, se les escuche e incluso una palmadita en la espalda, aunque también digamos con seriedad lo que tengamos que decirles para ir encauzando su madurez personal; lo importante que es que escuchen su nombre de boca de otra persona, la acogida incondicional a todos para ayudarles a encontrar el sentido de su vida. Al igual que los santos de otras épocas nosotros tenemos que ser fieles a las personas que tenemos delante, con sus circunstancias, y al Evangelio. Acudir a la música que nuestros alumnos y alumnas escuchan es clave para conectar con ellos y a partir de ahí abordan los contenidos que les ayuden en su crecimiento personal. D. Herminio conforme iba desarrollando diferentes dinámicas, que luego podremos adaptar a nuestras aulas, nos comentaba  diversos materiales bibliográficos, editados por SM y basados en documentos del Papa Francisco: Catequesis del Papa Francisco sobre la Familia con motivo del Sínodo dedicado a ella; Queridos novios; Amoris laetitia…haciendo hincapié en que la riqueza y belleza del amor que el Papa recoge en sus documentos está contenida en el Evangelio. Esto es necesario que nuestros alumnos lo conozcan. Sólo unas relaciones afectivas vividas desde el amor auténtico les hará plenamente felices. Ayudarles a que descubran eso es parte de nuestra tarea. Terminó su intervención invitando a algunos de los asistentes a coger un objeto y decir una conclusión sobre lo que habían escuchado. Después con excelente creatividad fue enlazando las conclusiones aportadas por los profesores.

Gracias Don Herminio por sus dotes comunicativas, su entusiasmo y buen hacer. Nos ha enriquecido y motivado para comenzar este nuevo curso con otra mirada y talante que nos haga más cercanos a nuestro alumnado.

Al término de la conferencia se explicó, por  algunos miembros de Cáritas diocesana de Jaén, el Proyecto Candela de Cáritas así como la guía didáctica “Trata de mujeres y niñas con fines de explotación”. Se puso de manifiesto la delicada situación de estas personas y el tacto y delicadeza con que hay que trabajar con ellas. Pero, sobre todo, lo que se pretende es que sientan el calor y cariño de una mano amiga, que no se sientan solas y si necesitan algo que puedan contar con el apoyo y ayuda que desde Cáritas se les puede ofrecer.

Agradeciendo su intervención, se pasó a presentar las actividades para el curso 2017-2018 que ha planificado la Delegación Diocesana y la propuesta formativa que, desde la Asesoría de Religión, se ha presentado al coordinador provincial de los CEPS, para su estudio y aprobación. Sobre los posibles cambios y la apertura de las diferentes convocatorias se irá informando en tiempo y forma como siempre.

Por último, nuestra Delegada hizo entrega a cada profesor de la Missio, agradeciendo también su participación en esta jornada en la que se respiraba alegría, comunión, interés por llevar nuestra labor educativa cada día mejor para poder así responder a la realidad de los educandos que tenemos en nuestras aulas de Religión.

Después de un aperitivo en las galerías bajas del Seminario, cada uno regresó a su lugar de origen, quedándose los coordinadores de arciprestazgo para una breve reunión con la Delegada, con el fin de conocer las necesidades que haya en los grupos y comunicarles algunas cuestiones de interés que han de transmitir a los profesores que cada uno coordina.

Gracias a los que habéis hecho posible esta hermosa jornada. Seamos ahora portavoces de lo compartido entre nuestros compañeros ausentes y alumnos.

Como decían los peregrinos del Camino de Santiago al comenzar cada etapa “ultreia”, es decir adelante, sin miedo y con confianza, porque como dice san pablo: sabemos de quién nos hemos fiado. La misión encomendada merece toda nuestra entrega.

Mª del Carmen Ropa González
Profesora de Religión Católica en el IES “La Pandera” de Los Villares

Galería Fotográfica: “Inicio de curso de la Delegación de Enseñanza”

Compartir: