El Obispo preside la Eucaristía en las fiestas patronales de Albanchez de Mágina

En el recuerdo del pueblo de Albanchez, de sus fieles devotos de San Francisco de Paula y, particularmente, en el de los Comisarios de este año, las fiestas patronales recientemente celebradas dejan una hermosa e imborrable huella por varios motivos.

En primer lugar, por el enorme honor de haber podido disfrutar, por primera vez en nuestras fiestas patronales, con la presencia del Obispo de la Diócesis de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, para presidir la misa, del sábado día 4, dedicada a los Comisarios, preciosa celebración litúrgica, sencilla y cercana a los fieles.

Durante su homilía el Obispo quiso ensalzar la figura de San Francisco de Paula y recordó a todos los albancheneros que “tenéis un protector y un protector muy especial”.

Asimismo, Don Amadeo insistió en la santidad de nuestro patrón. “Vosotros habéis entendido perfectamente la sensibilidad y, sobre todo, habéis entendido la santidad de San Francisco de Paula. Sabéis que su santidad es Evangelio puro”. Explicó, además, que San Francisco de Paula fue un hombre que encontró la libertad “para el amor, para el servicio, para la defensa de verdad, para la defensa de los más pobres y necesitados… y lo encontró en Dios. Porque solamente en Dios se encuentra la verdad y la dignidad del ser humano”. Y continuó: “ojalá nosotros tengamos la gran suerte, a través de la intercesión de San Francisco de Paula, de encontrarnos con el amor de Cristo; de acoger en nuestro corazón el amor de Cristo; y podemos descubrir a Jesucristo como camino, verdad y vida para la humanidad”.

Monseñor Rodríguez Magro recordó, además, la Misión que se está llevando a cabo en toda la geografía diocesana y la importancia del encuentro con Dios. “Sabéis que estamos en tiempo de Misión en nuestra Diócesis, que queremos encontrarnos con Jesucristo y, sobre todo, compartirlo con los demás. Pues que esta Eucaristía, que hoy estamos celebrando, sea una oportunidad de encuentro con Dios”.

En segundo lugar, hemos podido contar con la presencia del padre Mínimo durante las fiestas, habiéndonos regalado, además, otra entrañable celebración litúrgica del domingo que llegó al corazón de todos.

Finalmente, hemos celebrado este año el quinto centenario de la canonización de nuestro amado Santo Patrón.

Es un orgullo para los hijos de ésta tierra ver cómo año tras año, generación tras generación, la celebración de las fiestas en honor al Patrón de Albanchez hace brotar los más nobles y bellos sentimientos en los corazones de sus gentes y de familiares y amigos llegados de diferentes puntos de nuestra geografía.

En nombre de todos los paisanos albanchurros y en el mío propio quiero dar las gracias de todo corazón al Obispo y al Padre Mínimo por habernos honrado con su presencia, aprovechando la oportunidad para emplazarles a ambos a que vuelvan a ésta su casa para conocer en profundidad nuestro pueblo y sus tradiciones y para que les puedan conocer nuestros mayores que por motivos de salud no pudieron asistir a los actos religiosos, esto les haría muchísima ilusión y les aportaría consuelo en ésta etapa de sus vidas.

Agradecimientos especiales también para nuestro querido y entrañable cura párroco, por su participación en las celebraciones religiosas, y para la Corporación Municipal y Comisarios por la excelente organización de los diferentes actos desarrollados durante las fiestas.

¡Viva San Francisco de Paula! ¡Viva el Patrón de Albanchez!

Ramona Contreras Pérez
Cuarta Comisaria 2019

Galería fotográfica: “Fiestas patronales de Albanchez de Mágina”

Compartir: