El Obispo preside la Eucaristía de despedida de la Virgen de Tíscar en Quesada

En la madrugada del pasado día 29 de agosto el pueblo de Quesada despedía a su patrona, la Virgen de Tíscar, y le hacía el traslado a su Santuario en Tíscar, cumpliendo así con su tradición centenaria.

La gran sorpresa de este año para los feligreses quesadeños fue sin duda la asistencia del Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, para presidir la Eucaristía de despedida de la Sagrada Imagen a esas horas de la madrugada.

Si la memoria no nos falla, podemos decir que es la primera vez que un Obispo de la Diócesis de Jaén despide en Quesada a Nuestra Señora de Tíscar Coronada, al amanecer del día 29 de agosto, en la Eucaristía que comenzaba a las seis de la mañana.

Para todos los quesadeños encontrarnos con nuestro Pastor y que nos pudiera acompañar en esos momentos de gran sensibilidad para nosotros, fue de especial gozo y de entera satisfacción.

Don Amadeo fue recibido a las puertas del templo por nuestro párroco, D. Bartolomé Pérez Araque, seguido por una numerosa feligresía quesadeña, que se encontraba en el interior del templo.

Las extraordinarias campanas a vuelo enmudecían las palabras y emocionaban los ojos a esas horas del alba a muchísimos de los que estábamos presentes. Y la Virgen de Tíscar nos miraba con los ojos más grandes y hermosos que podamos imaginar, porque Ella no se despide nunca, siempre está con nosotros vaya donde vaya. Y este año también nos miraban los ojos de nuestro queridísimo Obispo, al que le damos las gracias mil veces por estar entre nosotros en esos momentos tan sentidos y con la seguridad de que siempre nos acompañará.

La entrañable homilía que nos dirigió la podemos resumir en unas pocas palabras pronunciadas por él: “a Jesús a través de María Santísima de Tíscar. Así será siempre”

Antonio Navarrete Alcalá
Presidente de la Cofradía de Ntra. Sra. de Tíscar Coronada

Compartir: