El Obispo preside el encuentro de educadores católicos de la Diócesis

El pasado sábado, día 28 de octubre, un grupo numeroso de educadores católicos de la Diócesis de Jaén, acudimos a nuestro Seminario respondiendo a la invitación que, desde la Delegación Episcopal de Enseñanza, se nos ha hecho, para tener una jornada de encuentro, celebración, oración y formación. Es el tercer año ya, desde que en el 2015 se hizo una convocatoria similar con motivo del Jubileo de la Misericordia.

Comenzamos la jornada a las 11h con la celebración de la Eucaristía en la capilla mayor del Seminario, presidida por nuestro Obispo, Don Amado Rodríguez Magro, con la ayuda del diácono permanente, D. Andrés Borrego.

Las palabras de nuestro Obispo estuvieron cargadas de cariño y aliento para los que tenemos la tarea de educar, no sólo los maestros, sino también los padres. Nos orientó sobre cómo podemos ayudar a crecer y madurar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes, siempre desde el Amor misericordioso de Dios y procurando sacar lo mejor de cada uno de ellos. Esa es nuestra misión, que ha de tener como fin la felicidad y plenitud de toda persona. Para ello tenemos un referente, Jesucristo y su Evangelio, que es siempre Buena Noticia. Así tenemos que presentarlo a las nuevas generaciones.

Terminamos la celebración de la Eucaristía poniendo nuestras vidas y misión en las manos de nuestra Madre la Virgen María, con la canción del Ave María interpretada por el coro de Santa María de Torredonjimeno,  a cuyos componentes agradecemos, desde estas líneas, su extraordinaria aportación, para ayudarnos a vivir con más recogimiento la celebración.

A continuación, nos trasladamos al salón de actos, donde  la Delegada de Enseñanza, Dña. Celedonia Ortega, nos dirigió unas palabras de acogida y agradecimiento por nuestra asistencia.

Seguidamente, la maestra de Religión Católica, Isabel López, presentaba a la ponente Dña. Carmen Sánchez Maíllo, Profesora Adjunta de Teoría del Derecho, Secretaria Académica del Instituto CEU de Estudios de la Familia de la Universidad CEU San Pablo.

Durante algo más de una hora, Dña. Carmen Sánchez nos expuso el contenido de su ponencia titulada “Educar la afectividad hoy. Retos y dificultades”. Con un lenguaje sencillo, nos fue desgranando el esquema que nos repartió. Comenzó con una invitación a echar una mirada al mundo de hoy, donde a pesar de que el panorama pueda parecer desolador, nuestra perspectiva siempre ha de ser esperanzadora. Hizo hincapié en lo fundamental de educar en la afectividad a nuestros adolescentes y jóvenes, en muchos casos tan cargados de apatía y faltos de preguntas existenciales. Educación que ha de hacerse tanto desde la escuela como desde la familia, en unión y comunión. Nos indicó que con urgencia hay que hacer frente a este reto, sobre todo ante los cambios importantes que se están produciendo en la legislación a favor de la ideología de género, que desde el año 2004 va ganando terreno. Nos presentó los postulados de esta ideología. Se hizo eco de las palabras que los últimos papas han expresado al respecto. Como el Papa Benedicto XVI lo recogía con la frase “La ideología de género es la última rebelión de la persona contra el Creador”. Pero ante ello el Cristianismo tiene una bella antropología que ofrecer a la sociedad, recordándonos algunas claves de la teología del cuerpo del Papa Juan Pablo II. Hemos sido creados iguales en dignidad, para ayudarnos y complementarnos desde lo propio de la masculinidad y feminidad, tan importante para educar desde lo que cada uno aporta. Cuando se presenta la antropología cristiana siempre se hace desde el respeto a la persona. Es importante hablar de estas cuestiones a los adolescentes y jóvenes, dejando claro que cada caso concreto hay que abordarlo con el talante del amor misericordioso que Dios nos ofrece, acompañando y ayudando a sanar las heridas cuando se da algún caso de confusión en la identidad sexual. Es una cuestión muy delicada y así hay que abordarla. Si estamos seguros del mensaje que tenemos en nuestras manos no nos será difícil encontrar la forma adecuada para presentarlo. Nos recordó las palabras del Papa Pablo VI sobre la necesidad de nuestro mundo de más testigos que maestros. Pero no podemos llevar a cabo esta tarea solos, tenemos que unirnos formando comunidades cristianas unidas para hacer frente a estos retos desde la positividad y la creatividad,  que ayude a formar personas plenas y felices, que, en definitiva, es lo que todo ser humano desea y anhela.

Al finalizar la ponencia, hubo algunas intervenciones por parte de los asistentes, haciéndose la propuesta de formar una asociación de educadores cristianos para hacer frente a la realidad que estamos viviendo y que está afectando a la educación de nuestros niños, adolescentes y jóvenes. También se expresó que desde hace cinco años se vienen realizando talleres sobre afectividad y sexualidad, dirigido a alumnado de 4º ESO, en los centros educativos de nuestra Diócesis que lo solicitan, con una valoración muy positiva, organizados y coordinados por el Centro de Orientación Familiar de nuestra Diócesis.

Por último, agradecer a todos los que han hecho posible este encuentro tan enriquecedor y motivador.

Mari Carmen Ropa
Asesora de Religión del CEP

Galería fotográfica: “Encuentro de educadores católicos”

Compartir: