El Obispo nos convoca, el domingo, para la Eucaristía de apertura de la fase diocesana del Sínodo

El pasado domingo, el Papa Francisco inauguraba el Sínodo 2021-2023 con una solemne Eucaristía, en el Vaticano. Ahora es tiempo de la Iglesia particular. Así, el próximo domingo, 17 de octubre, tendrá lugar la apertura de la fase diocesana del Sínodo «Por una Iglesia sinodal: de comunión, participación y misión».

A lo largo de la pasada semana se presentó por toda la Diócesis el trabajo que van a tener que llevar a cabo los fieles, sacerdotes, movimientos y asociaciones de la Iglesia, hasta el próximo mes de marzo.

Pero antes de comenzar esta apasionante y ardua labor,  el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, nos congrega en la Catedral de Baeza, el domingo, a las 18 horas, para la Eucaristía de apertura de este hito de la Iglesia. Una celebración que podrán seguir, a través de las redes sociales del a Diócesis. “La celebremos será en la que fue nuestra primera catedral, la de Baeza. Refleja, a mi entender, una época en la que la vida de la Iglesia caminaba claramente con un estilo sinodal. Ese día será una gran fiesta para toda la Iglesia y también para nosotros lo será. Yo espero que tenga la misma participación y el mismo espíritu que tuvo la apertura del Año de la Misión”, explica Don Amadeo en su Carta Pastoral.

Asimismo, el Obispo ha querido invitar a los fieles diocesanos a participar en este acontecimiento de carácter universal: Os animo, por tanto, a una participación entusiasta y agradecida. Por primera vez en los tiempos modernos, un acontecimiento de carácter universal se hace con una llamada tan explícita en todo el pueblo de Dios que vive su fe en cualquier lugar del mundo con sus circunstancias, cultura, peculiaridades. No obstante, esta advertencia importa mucho: no se trata de hacer un evento, sino un proceso que implica en sinergia al Pueblo de Dios, al Colegio episcopal y al Obispo de Roma, cada uno según su función».

Y es que, como subraya Don Amadeo, la Iglesia de Dios es convocada en Sínodo. Con esta convocatoria, el Papa Francisco invita a toda la Iglesia a interrogarse sobre la sinodalidad: un tema decisivo para la vida y la misión de la Iglesia. Un camino de dos años de reflexión y de compartir por parte de toda la Iglesia.

Compartir: