El Obispo de Jaén preside la Eucaristía de apertura del Centenario del Colegio Divina Pastora de Martos

El pasado sábado, 30 de septiembre, la Comunidad Calasancia de Martos celebraba la apertura del Centenario de la fundación del Colegio Divina Pastora de la localidad.

A las 10 de la mañana comenzaba la Santa Misa, presidida por el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, en el Santuario de la Virgen de la Villa.

Asimismo, estuvo concelebrada por el Vicario General de la Diócesis, D. Francisco Juan Martínez Rojas; por el Superior General de los Escolapios, P. Pedro Aguado; y por una decena de sacerdotes diocesanos, padres escolapios y franciscanos.

Además, asistieron a la celebración la Superiora General de las Calasancias, M. Sacramento Calderón; la Superiora de la comunidad religiosa de Martos y directora del colegio, M. Soledad Carramiñana; así como otros miembros de la comunidad educativa, antiguos alumnos, representantes de las hermandades y cofradías de la ciudad y un gran número de fieles.

Durante su homilía el Obispo quiso insistir en que “un acontecimiento como este solo tiene una actitud: la gratitud. Tenemos que darle gracias a Dios por tantas cosas… En primer lugar, porque, en un momento determinado, el Señor suscitó un nuevo camino para estar presente en el servicio de la educación para todos”. Y, haciendo referencia a la historia de la pedagogía y la educación, continuaba resaltando que “José de Calasanz es el primero que abre la educación para todos, cosa que en aquel momento todavía no era posible. Y para abrir la educación para todos había que acercarse, precisamente, a los más pobres, a los más humildes, a los más marginados… y abrir nuevos caminos. A partir de ahí se va creando una familia que tiene una denominación de origen: Escuelas Pías, que le da nombre a todos los que viven bajo la inspiración de San José de Calasanz”.  Igualmente, Don Amadeo quiso recordar que “estamos celebrando, también, los 400 años de todo este movimiento y este acontecimiento educativo tan importante, no solamente para la Iglesia, sino también para la sociedad, y que supuso una enorme revolución”.

Monseñor Rodríguez Magro quiso dar gracias, del mismo modo, “por la canonización del Padre Faustino, que tendrá lugar el 15 de octubre; y por la familia Calasancia, por vuestra presencia en esta Diócesis y en esta ciudad de Martos”.

Finalmente, Don Amadeo culminaba poniendo la mirada en la Virgen de la Villa. “Habéis tomado una buena iniciativa de venir a celebrar ante ella y con ella este acontecimiento. Ella para vosotros ha sido para la Divina Pastora, ha reflejado el rostro del buen pastor en vuestra misión, en vuestra labor y en vuestra tarea”.

La celebración concluía con una acción de gracias de la comunidad educativa. Y la jornada continuaba con el descubrimiento de una placa conmemorativa en el colegio y la entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad de manos del alcalde, D. Víctor Torres.

Galería fotográfica: “Eucaristía de apertura del Centenario del Colegio Divina Pastora de Martos”

Compartir: