Don Sebastián conoce, de primera mano, cómo avanza la fase diocesana del Sínodo

El Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, se reúne durante esta y la próxima semana con los responsables y otros miembros de los equipos parroquiales sinodales de toda la Diócesis.

El primer encuentro, tuvo lugar ayer, 25 de enero, en el Seminario diocesano. Allí se congregaron alrededor de 80 personas pertenecientes a los Arciprestazgos de Jaén y Mágina.

El encuentro, comenzaba con la oración. A continuación, Don Sebastián tomó la palabra para expresar su satisfacción por la gran representación que se había reunido allí. Asimismo, manifestó su interés en mantener estas reuniones, para conocer de primera mano las experiencias sinodales.

Además, el Pastor diocesano explicó que durante la visita Ad Limina, en la que participó la semana pasada junto con los Obispos de las provincias eclesiásticas de Mérida-Badajoz, Sevilla y Granada, uno de los temas transversales en todas las sesiones de trabajo fue la fase diocesana del Sínodo. “Ha sido hermoso compartir con mis hermanos, los obispos, cómo estamos trabajando, cómo estamos llevando adelante lo que el Santo Padre nos ha pedido.  Es hermoso ver que desde un principio estamos respondiendo a una solicitud de Pedro, porque es Pedro el que nos ha pedido esta reflexión y es Pedro el que nos ha pedido que hagamos esta primera etapa, que después se llevará a ese encuentro tan importante, el Sínodo de los obispos, dónde se tratan temas primordiales para la Iglesia Universal”. En este sentido continuó expresando que durante el encuentro con el Papa, el momento cumbre de esa visita, el Santo Padre Francisco también mostraba su alegría tras percibir cómo se está desarrollando este proceso. “El Papa alentó a los Obispos, para que a la vez  nosotros alentemos al pueblo santo de Dios,  a llevar adelante esta fase diocesana. El Papa insistió en que no se trata de que en Roma reciban un informe de cómo y de qué manera en cada Iglesia se ha llevado a cabo. Lo más importante es el trabajo que se está realizando ahora en cada lugar, en cada grupo, en cada parroquia… Lo importante es que el cristiano, el sacerdote, el religioso,… es decir, todos nosotros nos paremos y podamos reflexionar sobre nuestra fe, que es una fe que vivimos en comunidad y unidos a Cristo, porque formamos un mismo cuerpo y hay que tomar conciencia de ello”.

Finalmente, Don Sebastián quiso destacar que se ha encontrado en Jaén con una Iglesia muy viva y quiso animar a los allí presentes a seguir trabajando unidos, con humildad y valentía. “He llegado en un momento propicio, en el mejor momento en el que podía haber llegado, porque es un momento donde la Iglesia está reflexionando de manera muy sobre ese caminar juntos. Es hermoso que yo me pueda encontrar con estas reflexiones y pueda escucharos. Que pueda ver por dónde el Señor me está pidiendo que sirva a esta Iglesia. Para mí, os lo puedo asegurar,  que es un momento de gracia y un regalo del Señor”.

Otras intervenciones

Por su parte, el Vicario de Evangelización y responsable del equipo sinodal de la Diócesis, Don Juan Ignacio Damas, quiso explicar que se han recibido documentos unas 120 parroquias, además, de otros colectivos como el Seminario, profesores de Religión, Pastoral Penitenciaria, conventos de clausura, niños, jóvenes, etc.

Además, Damas insistió en la idea de que “lo importante no son los documentos que estamos generando el documento que diocesano generemos, sino la experiencia que estamos teniendo.  El primer fruto del Sínodo es precisamente esto, la experiencia y la cantidad de material que estamos generando para nosotros mismos, para seguir trabajando, en los años venideros, sobre lo que hemos visto, sobre lo que hemos hablado, sobre lo que hemos escuchado. Y por ello tenemos que estar muy agradecidos al Señor, que nos está haciendo un gran regalo”. Y añadía: “Como miembro del equipo responsable de la Diócesis tengo que deciros que para mí, en concreto, es una gracia.  Y tengo que agradeceros la generosidad que estáis teniendo,  porque no sois gente desocupada precisamente y estáis ahí al pie del cañón”. Finalmente, les pidió que no se desanimaran y siguieran trabajando, como hasta ahora. Del mismo modo informó de que la clausura de la parte diocesana de Sínodo se celebrará finalmente el 23 de abril.

D. José Ibañez, como coordinador de las parroquias de Jaén, quiso expresar, también, su gratitud por todo el trabajo que se está llevando a cabo. “Para mí, que soy un laico que desde hace tiempo concibo el laicado como una vocación y me siento corresponsable con mi Iglesia, encontrarme en la primera sesión entorno a 800 personas, repartidos en más de 100 grupos, que han estado reflexionando sobre su parroquia, sobre su Iglesia, es muy enriquecedor y emotivo. Me está sirviendo para tener una visión muy amplia de la Iglesia de Jaén”. Finalmente, quiso agradecer todas las aportaciones, porque también las críticas tienen muchísimo valor y ayudan a avanzar en este camino que realizamos juntos.

Para finalizar fueron los miembros de las parroquias de La Merced y San Juan Pablo II de Jaén y de la Santa Cruz de Pegalajar, los encargados de compartir brevemente su experiencia. Así, D. Miguel Lechuga, de San Juan Pablo II, resumió en tres palabras su vivencia: Alegría ilusión y esperanza. “Alegría porque en una parroquia tan joven se empieza a construir comunidad. Ilusión porque hay muchas ganas de trabajar en distintos proyectos. Y esperanza para que esto se consolide poco a poco”. Por último, quiso mostrar su gratitud por dar voz al laicado, “por escucharlo y tener en cuenta su opinión”.

Tras un breve turno de aportaciones, el encuentro culminaba con el rezo del Ave María y la bendición del Obispo. 

Las reuniones continúan y esta tarde el Obispo se encontrará, a las 17 horas, con los miembros de los equipos sinodales de los Arciprestazgos de  Andújar y Bailén – Mengíbar – La Carolina.

Galería fotográfica: «Reunión del Obispo con los miembros de los equipos sinodales de los Arciprestazgos de Jaén y Mágina» 

Compartir: