El Obispo conoce de cerca el proceso de elaboración del oro líquido

Desde que llegara a la Diócesis como Obispo del Santo Reino, en plena campaña de recogida de la aceituna, no han sido pocas las ocasiones a las que Don Sebastián Chico Martínez le han dado la bienvenida regalándole una botella de aceite de oliva virgen extra (AOVE), que él ha recibido con entusiasmo y agradecimiento.

En la tierra del olivar, el Prelado jiennense ha querido conocer de primera mano el proceso de elaboración del aceite, desde el árbol a la mesa y por este motivo hoy ha visitado la almazara La Loma y Castillo de Canena del Grupo Castillo de Canena.

Allí ha sido recibido por el equipo directivo y técnico de la empresa quienes le han explicado, de forma pormenorizada, cómo es el proceso de extracción del oro líquido desde que llega hasta las tolvas hasta que es embotellado para su venta.

Don Sebastián ha podido observar el proceso continuo que se lleva a cabo en la almazara y que consta en esencia de unas operaciones previas de limpieza de la aceituna que se realizan en el patio de la almazara, junto al olivar y en las que se eliminan las hojas y tallos que acompañan al fruto. A continuación, la aceituna se transporta en cajas y en transporte refrigerado y se moltura de manera inmediata en molinos de martillos a bajas revoluciones. La pasta obtenida pasa a una batidora donde se somete, durante un tiempo aproximado de 50 minutos y a baja temperatura controlada a un batido, que facilita la coalescencia del aceite y preservación de aromas.

El Obispo, ingeniero industrial de profesión, ha disfrutado con las explicaciones técnicas sobre el proceso, en las que ha apreciado las máquinas que sustituyen el proceso manual que durante siglos ha servido para extraer el aceite de su fruto. También ha tenido oportunidad de probar el aceite recién elaborado.

En la almazara La Loma, le han explicado que el objetivo final es hacer llegara al mercado los mejores AOVES monovarietales: picuales verdes e intensos, arbequinos frutales y delicados y royal exclusivo y el más armonioso, en los que ponen para su elaboración corazón y tecnología punta en partes iguales.

Antes de finalizar la visita y agradecer el trato y la atención mostrada por todo el equipo, Don Sebastián ha podido participar en una cata donde ha podido degustar los distintos tipos de aceites y sus características organolépticas.

En pocos días visitará también una cooperativa para seguir profundizando en el gran tesoro del campo jiennense, los olivos y su oro líquido.

 

Galería fotográfica: «Visita a la almazara La Loma y Castillo de Canena»

Compartir: