El Obispo clausura el XX encuentro nacional de Jóvenes Cruceros en Baeza

La ciudad de Baeza acogió, el pasado fin de semana, el XX encuentro nacional de Jóvenes Cruceros, organizado por el Grupo Joven de la Ilustre y Venerable Cofradía de la Santa Vera Cruz de Baeza, y que contó con jóvenes cruceros llegados desde: Palencia, Alcalá del Rio, Arjona, Pilas, Jaén, Martos, Villamanrique, Mairena del Alcor, Begijar, Coria del Río, Sevilla, Alhaurín de la Torre, Lebrija, Alhaurín el Grande, Málaga y como no, Baeza.

Comenzó este encuentro el sábado 22 de Octubre con la recepción de los distintos grupos jóvenes y entrega de acreditaciones en la casa de hermandad de la Cofradía, donde fueron recibidos por la Alcaldesa, Presidente de la Agrupación Arciprestal de Cofradías y el Prioste de la Cofradía. A continuación, tenía lugar una visita guiada por la ciudad, donde los peregrinos conocieron Baeza a través de la figura de San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia e ilustre sacerdote al que tanto debe la ciudad.

El incomparable marco del paraninfo de la antigua universidad de la Santísima Trinidad acogió la emotiva  III Exaltación Juvenil a la Santa Vera Cruz, que corrió a cargo del joven D. Anselmo Galán Caro, hermano de la hermandad de la Vera Cruz de Lebrija.

Desde la Parroquia del Salvador partió el Solemne Vía Crucis, presidido por el Santo Lignum Crucis de la S.I. Catedral de Baeza. Éste transcurrió por un íntimo recorrido, que creó un clima idóneo para que todos los presentes meditaran la pasión del Señor, en un ambiente piadoso y de oración. Finalizó el mismo en la Iglesia de Santa Cruz, donde tuvo lugar el acto principal de la jornada del sábado con la exposición del Santísimo Sacramento y la celebración del sacramento de la Penitencia. Sin duda alguna, este acto resaltó en la programación de la jornada, ya que el ambiente de oración que se respiró ante la presencia del Santísimo hizo que todos los presentes postraran sus rodillas ante el Amor de los Amores y brotaran verdaderos sentimientos; además fueron muchos los jóvenes que aprovecharon este momento de intimidad con Dios para confesarse.

Finalizó la jornada del sábado con la cena de confraternidad en el antiguo cuartel de caballos Sementales, donde los asistentes pudieron compartir un agradable rato de convivencia

El domingo, las actividades programadas en este encuentro nacional de Jóvenes Cruceros se iniciaron en la Iglesia de Santa Cruz, con una ofrenda solidaria ante los sagrados titulares de la Cofradía, y en la que participó el coro juvenil de la Cofradía. Acto seguido, partía el solemne traslado del Santo Lignum Crucis y San Juan Evangelista hasta la S.I. Catedral de la Natividad de Nuestra Señora, que fueron precedidos por las diferentes insignias y guiones de los grupos jóvenes asistentes al encuentro.

Y llegó el momento central del encuentro, con la celebración de la Santa Misa Estacional en la Santa Iglesia Catedral de la Natividad de Nuestra Señora, presidida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Don  Amadeo Rodríguez Magro, Obispo de la Diócesis de Jaén, quien se mostró muy contento de estar presente entre en esa cita anual que reúne a los Jóvenes Cruceros. Durante la homilía, ensalzó la figura de San Juan Pablo II, el Papa de los jóvenes y animó a los presentes a seguir sus enseñanzas, también y en el contexto del domingo Mundial de las Misiones, animó a todos los presentes a salir de su tierra y trabajar por el reino de Dios, cada uno desde donde el Señor nos ponga como instrumentos, siempre sirviendo a los demás. La Eucaristía contó con la participación musical de la coral Música Alma de la ciudad de Linares.

Finalizo este XX encuentro nacional de jóvenes cruceros con un almuerzo popular en el antiguo cuartel de sementales y la entrega de recuerdos a todas las Cofradías asistentes a esta edición.

José García Checa

Baeza

Galería Fotográfica “XX Encuentro Nacional de Jóvenes Cruceros en Baeza”

Compartir: