El Obispo bendice la imagen titular de El Buen Pastor de Linares

El pasado domingo, 8 de abril, la Comunidad Cristiana de “El Buen Pastor” de Linares, vivió una jornada profundamente emotiva, que comenzó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Obispo de la Diócesis de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, en la que bendijo la nueva imagen del Buen Pastor, que queda expuesta al culto público, como titular de nuestra Parroquia, y que ha sido realizada por el escultor D. Mario Pedro Castellano Marchal, natural de Jaén, y que en la actualidad tiene su taller en la capital Hispalense, dónde ha sido realizada la obra a la que nos referimos.

La celebración fue amadrinada por la Institución Teresiana, a la que nuestra Parroquia se siente especialmente unida. Estuvo arropada por la presencia de algunos sacerdotes; y fue considerable el número de miembros de nuestra feligresía. También acudieron feligreses de otras parroquias de Linares, además de representantes de las Juntas directivas de las Cofradías de Linares; y finalmente quedaron representadas las distintas órdenes religiosas.

Antes de comenzar la Eucaristía, el escultor, que hacía gala de su amor profundo por Jesucristo, explicaba al detalle cómo había sido el proceso de creación de la talla del Buen Pastor, recordando que para él había sido una experiencia profunda, en la que había sentido cómo si hubiese ido creándose poco a poco a sí misma a través de sus manos.

Así mismo, describió algunas características de la imagen, de estilo barroco, realizada con la técnica de telas encoladas, y acabada con un delicado estofado en oro.

Por su parte, el Obispo diocesano, nos exhortó, durante su homilía, a mantener viva nuestra fe, siendo verdaderos testigos del “Resucitado”, sintiéndonos miembros activos de la Iglesia de Jesucristo. Recordó, por otra parte, que no debemos olvidar nunca, que la verdadera presencia de Jesucristo, no está en la Imagen bendecida, sino en la presencia real en la Eucaristía, y expuesta a la adoración pública en el Sagrario.

Además, invitó a los presentes a llevar con orgullo ese carácter humildad que siempre ha sido signo de identidad de nuestro Parroquia cuyos barrios siempre fueron obreros.

Al terminar la celebración el párroco, D. José Armenteros, dio las gracias al Obispo y asistentes, así como de modo especial a toda la feligresía.

Terminada la Eucaristía, continuó la jornada festiva con la celebración de una comida fraternal en la que participaron unas 100 personas y que acabó con la entrega de un recordatorio tanto a la Institución Teresiana como al Escultor.

Para los que formamos parte de este Parroquia, se trata de una efemérides profundamente esperada, que quedará en el recuerdo de todos, y que está marcada por el carácter especial que para nosotros tiene nuestro templo parroquial, habida cuenda de que una buena parte de nuestra feligresía lo vio nacer hace 43 años, con el apoyo y el trabajo de todos.

Desde el comienzo, ha venido siendo constante, una fuerte demanda por parte de esta Porción del Pueblo de Dios, el poder contar con una imagen de nuestro titular; si bien, teniendo en cuenta el carácter humilde de nuestros barrios, y la necesidad de atender a otras muchas cuestiones prioritarias de nuestra Parroquia, esta cuestión se había ido posponiendo durante todo este tiempo.

No obstante todo esto, el pasado año vuelve a surgir con fuerza la idea de emprender la tarea de adquirir la imagen de nuestro titular. Desde el comienzo contamos con el apoyo moral del párroco, si bien éste insiste en la necesidad de pedir el oportuno permiso al Obispo para la adquisición de una imagen que debería ser expuesta al culto público.

Desde la Parroquia se lleva a cabo una suscripción popular que ha hecho posible la realización de nuestra imagen.

Al terminar la celebración, y después de agradecer la presencia de todos, D. José Armenteros, , dio las gracias de modo especial a los tres sacerdotes anteriores que con ejemplar entrega han servido a esta comunidad, recordando que es por ellos que ha sido posible la alegría de este gran día para todos nosotros.

 

Comunidad Parroquial de El Buen Pastor de Linares

Compartir: