El Obispo bendice el Nacimiento del Palacio Episcopal

Cumpliendo con la tradición de cada año, se ha instalado una Nacimiento en el hall del Palacio Episcopal.

El nuevo Belén, ha sido bendecido por el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, quien acompañado por miembros de la curia, han celebrado un momento de convivencia ante el misterio del Niño Dios.

Don Amadeo, después de la bendición, ha querido felicitar a los trabajadores y sacerdotes que desempeñan tareas en el Obispado, y desearles unas felices fiestas, toda vez que ha recordado que no se puede perder de vista la importancia de celebrar el verdadero y profundo sentido la Navidad. «Que cada uno de nosotros, entre este ruido tan grande, que en ocasiones no suena a Navidad, busquemos el verdadero Nacimiento para que se pueda producir un encuentro con Aquel que viene». El Obispo de Jaén ha señalado que cada Navidad, Cristo sigue viniendo a nosotros, «sigue viniendo el amor de Dios para el mundo, y pidamos para que el  mundo lo acoja, así como aquellos valores que nos trae el Hijo de Dios, como es el valor de la paz, del amor, de la caridad, del servicio, de la entrega a los demás». Paras concluir ha pedido a los presentes que «no nos falte, a ninguno de nosotros en estos días de Navidad, el encuentro personal con Cristo».

Como en otros años, junto al Nacimiento, se recogerán alimentos cuyo destino será Cáritas y con ellos ayudar a paliar, de alguna manera, las necesidades de las familias de Jaén.

El acto ha concluido con la entonación de un villancico.

Galería Fotográfica: «Bendición del Nacimiento del Obispado»

Compartir: