El Monte de las Bienaventuranzas y el Mar de Galilea, primeras paradas de la peregrinación a Tierra Santa

Continúa la peregrinación diocesana por la tierra de Jesús. Después del viaje, Madrid- Tel Aviv, los peregrinos amanecieron en Nazaret. Allí contemplaron la gruta de la Encarnación,  participaron en la Eucaristía, que presidió el Obispo y concelebraron los sacerdotes diocesanos que participan en este viaje religioso.  Rezaron el Ángelus en la Basílica de la Anunciación. También, en este primer día, visitaron el Monte de las Bienaventuranzas, para a continuación, visitar los Santuarios de la multiplicación de los Panes y Peces y el Primado de Pedro, en el que los peregrinos recordaron y meditaron sobre el Evangelio de San Juan, en el que Cristo resucitado pregunta hasta tres veces a Pedro si lo amaba.

Después, se trasladaron a Cafarnaúm para visitar  los restos arqueológicos y la Sinagoga Blanca.  Por la tarde tuvieron una travesía en barco por el Mar de Galilea. Y después conocieron la Iglesia de las Bodas de Caná de Galilea, donde Cristo comenzó su vida pública. Allí los matrimonio renovaron sus promesas conyugales ante el Prelado jiennense.

La ruta continúa, hoy, camino hacia Petra

Compartir: